15 de marzo de 2013 / 03:21 p.m.

Tokio.- El fabricante estadunidense Boeing anunció hoy que cuenta con un nuevo diseño para las baterías defectuosas de su modelo 787, cuyas operaciones llevan detenidas dos meses en todo el mundo, por lo que esperan solucionar el problema en las próximas semanas.

Las nuevas baterías contarán con mayores medidas de seguridad y se ensamblarán en las aeronaves en las próximas semanas, con lo que la empresa espera que los 787 Dreamliner puedan volver a operar a corto plazo. La Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) aprobó el pasado 12 de octubre el plan de Boeing para solucionar el problema en las baterías.

"Tan pronto como nuestras pruebas se hayan completado y obtengamos la aprobación de los reguladores, podremos ayudar a nuestros clientes a implementar estos cambios y comenzar el proceso para que sus 787 retomen el vuelo", detalló en una rueda de prensa en Tokio el presidente de la división de aviones comerciales de Boeing, Ray Conner.

A su vez, el vicepresidente de la firma estadunidense e ingeniero jefe del programa 787, Michael Sinnett, confirmó que tras concebir un resideño de la batería, el Dreamliner se mantendrá como "uno de los aviones más seguros" del mercado.

"Quiero ir en el primer avión" que retome las operaciones y "llevaré a mi familia también", afirmó durante la rueda de prensa Sinnett, que aseguró haber montado en este aparato "más de 100 veces".

No obstante, descartó dar una fecha concreta para que el 787 vuelva a volar: "No podemos marcar nosotros la agenda a la FAA, pero tenemos mucha experiencia en certificación y en trabajar con reguladores, esperamos que sea dentro de unas semanas y no dentro de unos meses".

El problema se remonta a primeros de enero, cuando se detectaron varios fallos por sobrecalentamiento en las baterías ión-litio de las aeronaves, lo que provocó el cese de las operaciones en todo el mundo del flamante aparato de Boeing.

Entre las compañías que suspendieron las operaciones del 787 están las aerolíneas niponas All Nippon Airways (ANA) y Japan Airlines (JAL), las principales compradoras de este modelo. En sus investigaciones para poder individualizar el problema en las baterías Boeing encontró cerca de "80 potenciales motivos", según confirmó hoy Sinnett.

EFE