rafael rivera - @rafadatos
13 de febrero de 2016 / 08:34 p.m.

Enfrentando un momento complicado ante Xolos, André-Pierre Gignac mantuvo la esperanza de Tigres, al reducir la desventaja con un potente remate.

Al minuto 70 el ariete galo tomó por sorpresa a la defensa de Tijuana, al rematar fuera del área chica un cañonazo, el cual no pudo ser contenido por el arquero Federico Vilar, acercando a los felinos por marcador de 2-1.

Pese a los posteriores esfuerzos de la ofensiva felina, el cuadro regio no logró darle la vuelta al marcador.