Antonio Hernández
19 de junio de 2013 / 07:10 p.m.

 

Ciudad de México   • El economista en jefe del Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán, afirmó que una buena reforma energética para México será aquella que permita la inversión privada en Pemex con lo cual se aumente la capacidad de la paraestatal para explorar aguas profundas y se aumente la producción de gas.

En conferencia de prensa, destacó que la entrada de capital privado al sector energético tendrá beneficios para la economía y podría llevar el tipo de cambio a 11 pesos por dólar.

En su opinión, de aprobarse una reforma a Pemex sin que se permita la inversión privada y que solo modifique algunos aspectos de operación de la empresa, si bien dará mayores recursos en el sector, no alcanzará el potencial que tiene el país para explotar las reservas de petróleo ubicadas en aguas profundas.

"Una reforma energética que permita la asociación en inversiones de riesgo con inversionistas privados cambiaría todos los números para México. Tiene un potencial económico muy grande", destacó.