26 de abril de 2013 / 02:10 p.m.

Acapulco  • La reforma financiera que presentará el presidente Enrique Peña Nieto al PoderLegislativo tiene por objetivo la democratización del sector como factor productivo, dijo el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Fernando Aportela Rodríguez.

  En la edición 76 de la Convención Bancaria, el funcionario indicó que se cambiará el marco legal para que la banca comercial y las instituciones de crédito presten más y barato, incluyendo una revisión en la ejecución de garantías y, en todo momento, respetando todos los derechos de los acreditados.

"También, como segundo elemento principal, se fortalecerá la banca de desarrollo, flexibilizando su mandato y emprendiendo acciones que robustezcan su actuar y promueva la inclusión financiera", abundó.

Añadió que para este cambio se tendrán dos premisas fundamentales, la primera es contar con un marco legal que genere una competencia más robusta para tener una mejora continua del sistema financiero.

Aportela Rodríguez dijo que la segunda es mantener la solidez de la banca nacional para la expansión del sector, la cual debe darse en el contexto del desarrollo sostenido de la economía nacional.

"En la medida que logremos un sector financiero en expansión con mayor fortaleza institucional, y que conserve las sanas prácticas y medidas prudenciales contribuiremos en apoyar el crecimiento de los sectores económicos2, dijo.

Reiteró que para este año se tiene una proyección de crecimiento económico de 3.5 por ciento, y confía que mediante la realización de las reformas estructurales emprendidas por el gobierno federal se pueda alcanzar crecimientos anuales superiores a 5 por ciento.

"Tenemos un sistema bancario sólido, fuimos de los primeros países que adoptaron las nuevas reglas internacionales de supervisión y regulación bancaria de Basilea III", refirió.

El funcionario subrayó que las autoridades financieras tienen la responsabilidad de establecer las medidas que contribuyan al desarrollo del sector; "en nuestro caso es la banca de desarrollo, la cual también está bien capitalizada y observa bajos índices de morosidad".

"Por lo tanto, es factible que esta banca amplíe el crédito con especial énfasis en áreas prioritarias para el desarrollo nacional, como lo son la infraestructura y también las pequeñas y las medianas empresas", apuntó Aportela.

Inclusión, principal reto

El principal reto, tanto para autoridades e instituciones, es lograr que el sistema bancario sea más profundo e incluyente, con el fin de que se desarrolle todo su potencial para impulsar el crecimiento económico en México, dijo Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Durante su participación en la 76 Convención Bancaria, comentó que hay un gran porcentaje de la población que no tiene acceso a productos financieros, pues sólo 35 por ciento de los adultos usa un mecanismo de ahorro formal y 27 por ciento de crédito.

Remarcó que el sector es relativamente pequeño en comparación con el tamaño de la economía del país, pues el nivel de crédito interno equivale a 26 por ciento del producto interno bruto (PIB), mientras que el promedio de América Latina y el Caribe es de 44 por ciento y en Brasil 61 por ciento.

2Es importante impulsar el crédito en las pequeñas y medianas empresas, que si bien generan aproximadamente 52 por ciento del PIB y 72 por ciento del empleo, solo recibe 15 por ciento de crédito total de la banca", dijo.

González Aguadé refirió que aunado a la escasez de productos y penetración en los niveles socioeconómicos bajos, las tasas interés son altas en comparación a las ofrecidas por economías del mismo tamaño.

ANTONIO HERNÁNDEZ, AXEL SÁNCHEZ Y DANIEL VENEGAS