28 de febrero de 2013 / 06:17 p.m.

 

El Producto Interno Bruto (PIB) de España se contrajo 1.4 por ciento en 2012, tras acelerarse la caída del consumo y la inversión en el último trimestre de ese año, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En su informe sobre la Contabilidad Nacional del Cuarto Trimestre de 2012, el organismo precisó que el PIB tuvo de octubre a diciembre pasado una contracción de 0.8 por ciento intertrimestral y 0.9 por ciento interanual.

Indicó que desde la óptica del gasto, se observó una contribución más negativa de la demanda nacional, que alcanza los 4.7 puntos, frente a los 4.0 puntos del trimestre precedente.

Asimismo, la demanda externa aumenta cuatro décimas su aportación positiva al PIB, hasta alcanzar los 2.8 puntos, como consecuencia de la mayor desaceleración experimentada por las importaciones de bienes y servicios en relación a las exportaciones.

El gasto en consumo final de los hogares experimentó un descenso anual del 3.0 por ciento frente al 2.1 por ciento estimado para el tercer trimestre, como consecuencia de un empeoramiento en todos los grupos de consumo, siendo más acentuado en los casos de bienes duraderos y de servicios.

Destacó que uno de los factores que ha influido en este comportamiento es el descenso del nivel de ingresos de las familias por la vía de los salarios, que tuvo un descenso de 8.5 por ciento, frente al 5.5 por ciento del trimestre anterior.

Recordó que el adelanto que se produjo en algunas compras por parte de los hogares (en especial de bienes de consumo duradero) debido al incremento de los tipos de IVA que entró en vigor en septiembre puede haber contribuido también a la evolución de este agregado.

En cuanto a la demanda exterior, se reportó una moderación del crecimiento en las exportaciones de bienes y servicios, pasando del 4.2 por ciento al 3.2 por ciento en línea con la desaceleración de las economías de los países destino, principalmente en la Unión Europea (UE).

Precisó que las importaciones de bienes y servicios aceleraron su ritmo de decrecimiento en dos puntos (del 3.4 por ciento al 5.4 por ciento), en consonancia con el menor nivel de actividad.

Sobre el empleo, apuntó que se reportó una reducción neta de aproximadamente 805 mil puestos de trabajo a tiempo completo en un año, con los sectores industriales y la construcción como las ramas con peor comportamiento.

Notimex