23 de agosto de 2013 / 12:05 p.m.

México • En el corto plazo el tráfico de pasajeros puede disminuir, a causa del menor crecimiento pronosticado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

 

Guillermo Heredia, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), aseguró que el comportamiento de la economía en el país está directamente ligada al uso del avión, por lo que el recorte de la previsión del gobierno federal puede verse reflejada en la demanda.

 

"Desafortunadamente hay esa correlación entre el ingreso disponible de la población, crecimiento del PIB, y la incidencia de uso".

Ante ese escenario, dijo que las aerolíneas nacionales deberán realizar planes específicos que le permitan retener al menos a los pasajeros que actualmente viajan de manera frecuente por vía aérea.

 

Según el directivo, un menor ritmo de crecimiento en México reducirá los viajes de negocios de las empresas, y un menor ingreso por parte de las familias mermará el turismo.

 

"Es un hecho comprobado que el uso del sector aéreo tiene una directa correlación con el PIB, llámese su crecimiento o estancamiento. En otras palabras, con el ingreso disponible de la población, a mayor crecimiento evidentemente hay una mayor incidencia de uso y vacacional, viajes de negocio que son para la industria un factor muy importante".

 

Es por ello que la previsión de Hacienda resulta "desconcertante" para la industria aérea nacional, por lo que el presidente de la Canaero se pronunció confiado en que el ritmo de crecimiento pueda elevarse en el corto y mediano plazo, a fin de no cumplir con dichos pronósticos.

 

Las principales aerolíneas del país mantienen sus planes de inversión para la compra de nuevos aviones que les permita satisfacer la demanda, por lo que un menor ritmo de crecimiento puede dificultar sus resultados.

 

"No tan fácil pueden las aerolíneas cancelar o reducir sus pedidos de aviones o posteriormente incrementarlos".

Como parte de las estrategias, las aerolíneas ya consideran incrementar de destinos y rutas, es decir, mantener una optima conectividad, principalmente entre ciudades donde quedaron suspendidos los viajes ante la salida de Mexicana de Aviación en 2010.

Con esta estrategia buscan, además, acaparar parte del mercado viajero que aún se traslada en autobús.

Según el directivo, las aerolíneas ya buscan una mayor competitividad, es decir, mantener óptimos estándares en cuanto al precio, servicio, puntualidad, calidad de conectividad, lo cual esperan pueda influir en la preferencia de los usuarios.

Firme, plan de inversión de Interjet

Interjet mantiene firme su plan de negocios, cuyo eje es la inversión de 4 mil millones de dólares, a pesar de la reducción en el crecimiento del país prevista por la Secretaría de Hacienda.

En la presentación del nuevo Super Jet, Miguel Alemán Magnani, presidente ejecutivo de la empresa, dijo que su proyecto “es de muy largo plazo y no está sujeto a las afectaciones coyunturales de México; la empresa siempre ha mantenido una tasa de crecimiento positivo”.

Afirmó que con la llegada de estos equipos podrán reducir de manera importante las tarifas del boletaje, toda vez que hasta el momento se mantienen costosas para diversas ciudades del país.

Mencionó que la ruta México-Aguascalientes, que tiene un costo de 7 mil pesos, con los aviones que llegaron la tarifa puede descender hasta mil 400 pesos, es decir, 80 por ciento menos en el corto y mediano plazo.

En México hay por lo menos 80 ciudades pares que pueden soportar la operación de los Super Jet con capacidad para 100 pasajeros y hacer rentables los vuelos.

Actualmente la empresa tiene el compromiso de comprar hasta 20 aviones del mencionado modelo, por un total de 800 millones de dólares; no obstante, no descarta la posibilidad de adquirir 10 equipos más.

NAYELI GONZÁLEZ