3 de enero de 2013 / 03:50 p.m.

En 2007 había 319 sucursales de cajas solidarias alrededor del país impulsadas por el Fondo Nacional de Apoyo para las Empresas de Solidaridad (Fonaes), para finalizar 2012 se cuenta con mil 900, según datos del organismo.

Estas cajas solidarias, que están presentes en las comunidades más desprotegidas del país y atienden a personas que no cuentan con servicios bancarios, hace seis años tenían recursos por mil millones de pesos, y al concluir la pasada administración federal contaban con más de 56 mil millones.

Según datos de la dependencia, que está en proceso de transformación a lo que será el Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes), en 2007 estas sociedades de ahorro tenían menos de 256 mil usuarios y a la fecha cuentan con más de 4 millones 500 mil personas que usan sus servicios de préstamos y ahorro.

Esta oferta se encuentran particularmente en zonas rurales donde no hay sucursales bancarias y no cuentan con recursos gubernamentales, sino que se fondean con recursos de trabajadores del campo, y remesas provenientes del extranjero, explicó Ángel Sierra, ex coordinador de Fonaes.

Señaló que la manera de generar un impacto económico positivo en las comunidades más desfavorecidas es mediante la implementación de sociedades de ahorro, mismas que pueden fondear proyectos productivos con los recursos que poseen.

"“Las sociedades cooperativas producen un efecto doble, por un lado sirven como instrumentos de ahorro que genera interés, y por otro, dan préstamos a proyectos productivos. Es un efecto doblemente positivo"”, enfatizó.

Para impulsar más proyectos de esta naturaleza se necesita generar una cultura más cooperativista desde las escuelas, además de inculcar no solo formación emprendedora, sino de emprendedurismo social, para que estos proyectos sociales se vuelvan cada vez más comunes, finalizó el experto.

Otros resultados

En la administración federal pasada Fonaes apoyó 36 mil proyectos productivos en las comunidades más pobres, mismos que generaron 182 mil ocupaciones laborales.

Entre estos proyectos destaca el impulso que el organismo dio para generar 2 mil empresas dirigidas por personas con alguna discapacidad, microempresas que están generando 7 mil plazas laborales.

El dato

Durante el sexenio de Calderón el Fonaes apoyó a 36 mil proyectos productivos en las comunidades más pobres, que generaron 182 mil plazas laborales.

 — LUIS MORENO