JUAN LARA |@JUANCHOL7
2 de diciembre de 2016 / 01:39 p.m.

En caso de que América avance a la Final del Apertura 2016 el partido decisivo se disputaría el 25 de diciembre y a Jürgen Damm no le importaría tener que dejar los festejos de Navidad con su familia a un lado con tal de alzar el campeonato para Tigres.

"Es complicado porque es 25, el 24 uno quiere estar con su familia, pasar la navidad juntos, pero el fútbol es así de hacer sacrificios. Yo sí cambiaría un campeonato, una final por la Navidad porque el fútbol me ha dado muchísimo es lo más bonito. Si nos toca jugar la Final el 25 hay que hacerlo de la mejor forma, regalar una alegría a la afición, a nosotros mismos que durante toda la temporada luchamos muchísimo", comentó en rueda de prensa tras el último entrenamiento previo a enfrentar a León.

Sin embargo, el volante es consciente que Tigres llegaría descanchado a una hipotética Final ante las Águilas.

"Es difícil parar dos semanas sin tener competencia real porque los interescuadras no es la misma intensidad que un partido oficial", agregó.