BRAULIO CARBAJAL
29 de agosto de 2013 / 03:57 p.m.

México • En las últimas dos décadas México ha mostrado un débil crecimiento que ronda apenas 2 por ciento, por lo cual es necesaria la implementación de reformas estructurales para potenciarlo, dijo Alejandro Valenzuela, director general de Grupo Financiero Banorte.

 

Durante la inauguración del foro Banorte Estrategia México 2013, Valenzuela aceptó que los temas económicos del país no han sido sencillos en los últimos años, y éste no será la excepción.

 

“Si logramos justamente encausar estas reformas transformacionales para nuestro país podremos ir logrando muchas cuestiones, porque además el mundo ahora está en problemas, pero el mundo se va a componer”, dijo el banquero.

 

En este sentido, advirtió que si México no aprovecha esta oportunidad que se le presenta, corre el riesgo de retrasarse en materia económica.

 

En su participación, Guillermo Ortiz, presidente del Grupo Financiero Banorte, señaló que durante años se estuvo insistiendo en el tema de las reformas estructurales, pero hasta ahora se están realizando, porque son “imprescindibles y fundamentales”.

 

Asimismo, Valenzuela indicó que la competencia interna que existe en el país se puede convertir en la diferencia que haga que se cuente con una mayor productividad y eficiencia, aunque la verdadera competencia que vive México es contra el mundo.

 

“Los mexicanos competimos entre nosotros, simplemente para ver quién lo puede hacer al momento mejor”, dijo.

 

Añadió que el país tiene ingredientes coyunturales que pueden ayudar a concretar la serie de reformas estructurales que se necesitan para lograr acelerar la economía y alcanzar tasas de crecimiento más adecuadas.

 

Además, cuenta con una democracia que está madurando y progresando, con la cual se pueden generar esquemas de cooperación donde no importen las distintas visiones políticas.

 

El directivo de Banorte señaló que son muchos los temas en los que México debe trabajar, uno de ellos es la inseguridad lacerante que se vive en el país.

 

Sin embargo, aseguró que pese a ella, la inversión hacia la nación sigue fluyendo y creciendo de forma constante.

 

En este sentido, precisó que México tiene los ingredientes necesarios para el desarrollo del país, pero se tiene que hacer el esfuerzo, dado que la inversión no va adonde hay necesidad, sino adonde hay oportunidades, y éstas hay que generarlas.

 

Añadió que para Banorte, el crecimiento de México es fundamental, por ello pone en marcha iniciativas que alienten al continuo desarrollo.

 

“Que nuestro país brinde mucho más oportunidades, que nuestro país al final de cuentas, como lo dice el presidente Peña Nieto, no se debe administrar, se debe claramente administrar, pero sobre todo transformar”, dijo.

 

Por otro lado, Alejandro Valenzuela aseguró que a nivel institución, Banorte también está buscando transformarse, con el propósito de otorgar un mejor servicio a sus clientes, así como para estar más cerca y entender mejor sus necesidades.