ROBERTO FLORES | @betoflores67
10 de julio de 2016 / 10:12 p.m.

Sufriendo de más y aguantando la presión del rival, Tigres supo mantener una ventaja tempranera y por fin pudo ganarle una Final al Pachuca llevándose el trofeo de Campeón de Campeones al vencer 1-0 al Pachuca con anotación de Ismael Sosa.

Desde el minuto 55 los felinos jugaron con 10 hombres por la expulsión de Guido Pizarro y aunque los Tuzos se fueron encima no vieron claridad para empatar, incluso en la última jugada Wilson Morelo dejó ir el empate.

Alentados por alrededor de 700 Incomparables, en su mayoría procedentes de tierras texanas, Tigres salió en busca del primer objetivo de este segundo semestre del 2016 ante el Pachuca.

Los dos últimos campeones de la Liga MX se medían para determinar al mejor equipo del año futbolístico ante un escenario que quedó a la mitad de su capacidad, luego de que terminó el juego de la Super Copa que ganó Chivas.

Ricardo Ferretti, quien por suspensión no estuvo en la banca, hizo una modificación en su once titular, poniendo a Damian Álvarez por izquierda, a Javier Aquino por derecha y a Ismael Sosa como centro delantero.

El encuentro arrancó a medio gas, con dos equipos buscando imponer sus estilos. Tigres teniendo la pelota y llegando al área rival con futbol elaborado, en tanto los Tuzos utilizando los trazos largos para aprovechar la velocidad de Hirving Lozano y Rodolfo Pizarro en el contragolpe.

Apenas a los seis minutos los felinos dieron el primer aviso en un centro de Israel Jiménez que Ismael Sosa bajo de pecho, pero no pudo rematar bien; Pachuca respondió al 8' con un latigazo a Lozano, quien eludió a dos defensores pero no supo definir ante Nahuel Guzmán.

Javier Aquino a los 11' remató de primera intención un centro de Damian Álvarez, pero su envío se fue por encima del arco del "Conejo" Pérez, quien al 18' salvó su arco en un potente remate de Pizarro desviándolo a córner.

Tigres era mejor en la cancha, provocando que muchos aficionados los alentaran y esto redituó en el gol de la ventaja al 24'.

Jiménez y Aquino armaron la jugada por derecha, este último llego a línea de fondo y mando un centro que Ismael Sosa llegó de atrás para mandarla al fondo y poner el 1-0, en su primer gol como tigre en partido oficial, el cual fue celebrado en grande por un tigre muy VIP, el actor Rob Schneider en un palco del estadio.

El resto del primer tiempo Tigres manejó de forma adecuada el balón, mientras Pachuca no podía quitárselo haciendo infructuosos sus intentos por empatar.

Para la segunda parte, apenas al primer minuto se le presentó a Sosa la oportunidad de volver a marcar, pero no pudo aprovechar un mal rechace del "Conejo" Pérez.

Los felinos salieron a jugar muy atrás, dejándole al último campeón la posesión de la pelota y tratando de cazarlos en el contragolpe con Aquino y Sosa.

Lamentablemente al 55' se le vino la noche a los felinos, cuando el árbitro Ricardo Salazar sacó roja directa a Guido Pizarro por falta sobre Erick Gutiérrez. Y en el cobro de la falta Nahuel Guzmán evitó el empate con gran atajada.

Tras la expulsión, desde la tribuna el "Tuca" mandó el cambio de Manuel Viniegra por Lucas Zelarayán para no perder fuerza en media cancha, sacrificando la ofensiva.

Pachuca se fue encima buscando el empate, pero desesperadamente, sin claridad, en tanto los felinos seguían metidos en su terreno de juego. Al 65' el "Chuky" Lozano dejó ir el empate ala disparar desviado a la salida de Guzmán.

Miguel Mejía Barón, quien sustituyó a Ferretti en el banquillo, envió al "Gringo" Torres por un lesionado Israel Jiménez. Diego Alonso ya no espero más y mandó al ex rayado Wilson Morelo a la cancha por Erick Gutiérrez para aprovechar el hombre de más.
Los Tuzos insistían por todos lados de la cancha, Alonso mandó otro ofensivo, Rubén Botta por el lateral Raúl López, y parecía cuestión de tiempo para el empate, aunque Tigres no perdía la concentración a pesar del asedio.

Una vez más Nahuel se vistió de héroe al desviar un disparo de Rodolfo Pizarro que ya se cantaba como gol al 80'. Y un minuto más tarde las cosas se emparejaron al salir expulsado el recién ingresado Rubén Botta por falta sobre Hugo Ayala.

Damian Álvarez estuvo cerca del segundo al 87' pero su disparo fue desviado por un zaguero y llego sin problemas a las manos del arquero. Si el nerviosismo era poco para los felinos todavía se agregaron cinco minutos de compensación.

Todavía al 93' Ismael Sosa dejó ir el 2-0 al rematar desviado un centro preciso de Luis Quiñones, que sustituyó a Damian lesionado.

Al final, Tigres aguantó el temporal y se erigió como el Campeón de Campeones del futbol mexicano, un logro que servirá de motivación para el arranque del Apertura 2016 en el que abrirán de visitantes el próximo domingo ante Santos.