13 de marzo de 2013 / 02:28 a.m.

En un comunicado de prensa, la Canaco señala a Cantú Willman como responsable de servirse de la institución para sus intereses personales y de presentar documentos alterados durante el anterior proceso electoral, entre otras acusaciones.

 

Monterrey.- • El pleito en la cúpula de la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo de Monterrey (Canaco) llegó a su fin con la expulsión de quien hasta ayer fuera su presidente, Ramón Cantú Willman.

A través de un comunicado de prensa, la Canaco dio a conocer que el Consejo Directivo se apoyó en el artículo 74 de los estatutos internos para tomar la decisión de prescindir de Cantú Willman, tanto en su formato de socio como presidente del Consejo.

En el documento se señala a Cantú Willman como responsable de servirse de la institución para sus intereses personales, de presentar documentos alterados durante el anterior proceso electoral, de amenazas contra los miembros del Consejo Directivo, de la Comisión Electoral y de la Comisión de Honor y Justicia.

Se le acusa también de desacato a la resolución de la Comisión de Honor y Justicia, de difundir situaciones y procedimientos internos que afectan al buen nombre de la institución y de conducta dolosa al presentar información falsa “"tanto hacia el interior de la Canaco como a los medios de comunicación"”.

El lugar de Cantú Willman le fue asignado provisionalmente al vicepresidente del organismo, Aurelio Garza Guajardo, quien permanecerá en el cargo hasta que se elija a un nuevo presidente el próximo 15 de marzo.

En el documento se añade que la decisión de expulsar a Cantú Willman de la Canaco fue para preservar la institucionalidad y permanencia del organismo.

"“La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Monterrey … no permitirá que se antepongan intereses personales o particulares, a los intereses colectivos de nuestro gremio y, sobre todo, cumpliremos responsablemente nuestro objeto social a pegados a la ley y a nuestros Estatutos"”, añade el documento.

El conflicto

El conflicto dentro de la Canaco inició cuando a Cantú Willman se le negó el registro para reelegirse como presidente de la institución en las elecciones que se realizarían durante la Asamblea Anual.

Ante este hecho, el hoy ex presidente de la Canaco acusó a la Comisión Electoral del organismo, que encabeza Gerardo Garza Sada, de favorecer a la plantilla de su adversario, Julio César Cantú.

Los argumentos de la Comisión Electoral fueron que la planilla de Cantú Willman no reunía los requisitos necesarios para contender en las elecciones, entre estos, el que la mitad de los miembros del grupo del ex presidente de la Canaco no tenían tres años como socios de la institución.

DANIEL ANGUIANO