RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
16 de enero de 2016 / 07:56 p.m.


En un primer tiempo carente de goles, André-Pierre Gignac se encargó de robar el primer suspiro a los seguidores felinos en el estadio Universitario, al estar cerca de convertir el primer gol de Tigres con un potente remate.

Al minuto 20, el ariete francés sorprendió a la defensa de Monarcas al cobrar con gran fuerza lejos del área, tiro que rebotó en el poste, provocando el festejo anticipado de los hinchas auriazules.