EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
5 de junio de 2017 / 11:03 a.m.

Este verano no han sonado demasiados nombres para Tigres; una situación rara por lo que representa un club que tiene un papel protagónico cada seis meses en cuanto a tema de fichajes se refiere.

Desde hace algunos días el nombre de Cristian Tello ha aparecido en redes sociales, lo que más llama la atención es su pasado con el Fútbol Club Barcelona. Actualmente mucha gente no lo ubica porque no está en una plantilla tan popular, la Fiorentina, pero el español sería una apuesta realmente interesante para lo que pretende Tigres en su idea de juego.

Haberse formado en el fútbol catalán, tanto en Espanyol como Barcelona, le dan un ADN de futbolista que tiene que ver con la posesión de balón, avanzar en bloque y tener la inteligencia para saber hacia dónde y cuándo hacer recorridos tanto defensivos posicionales como para hacer la presión correcta buscando recuperar el balón en campo contrario.

Estuvo también en Porto, cuando a este equipo lo dirigía Julen Lopetegui quien ya lo había dirigido en las selecciones españolas con límite de edad y lo llevó a este equipo portugués para tratar de explotar esa gran calidad que tiene pero que no terminó de cuajar en Europa.

Ya con Paulo Sousa en Fiorentina comenzó a adoptar un rol donde incluso podría parecer carrilero por derecha, pero también aparecer como interior o extremo. El centro del campo es una zona que él tampoco desconoce y esto le permite poder hacer recorridos de la banda al centro y acercarse a Matías Vecino o Carlos Sánchez, volantes centrales de Fiorentina.

Me parece que en dado caso que el interés y acercamientos sean ciertos, solo sería conveniente si Tigres decide vender a Ismael Sosa y/o Jürgen Damm. Si ese escenario no se da realmente podría llamarse error a un posible fichaje de Tello porque sería tener tres jugadores de mucha calidad en una misma posición, en vez de hacer inversiones correctas que nutran otras zonas más débiles de la plantilla.

En todo caso, Tello podría funcionar como un extremo en el 4-2-3-1 o 4-3-3 que pretende Tigres donde Pizarro y Dueñas serían interiores, y Zelarayán o Vargas mediapunta; otra opción sería colocar a Cristian como carrilero por derecha en un 3-4-3 que es un módulo al cual Ferretti ha recurrido en las últimas temporadas para tener superioridad numérica, para poder atacar bien por fuera sin descuidar el centro y viceversa.

Tiene 239 partidos como jugador profesional desde Barcelona B hasta la Fiorentina, ha jugado en tres distintas ligas. 45 goles y 39 asistencias.