8 de marzo de 2013 / 06:21 p.m.

Las islas del Caribe recibieron en 2012 más de 15.5 millones de turistas y defendieron así su posición de destino turístico de primer orden, especialmente en temporada invernal europeo y pese a la crisis global, según datos recabados en la Bolsa Internacional del Turismo (ITB).

La República Dominicana, a la que llegaron en 2012 más de 4 millones de turistas, en cifras de la Organización de Turismo del Caribe, continúa a la cabeza de un mercado cuyo principal cliente procede de América del Norte pero que no olvida a los europeos y a Sudamérica.

El cómputo de turistas de Estados Unidos, Canadá y México que eligieron como destino vacacional este país aumentó en 9.8 por ciento, mientras que el de sudamericanos lo hizo en 11.6 por ciento.

El aumento del número de visitas, según fuentes de la Oficina de Turismo de la República Dominicana para Europa, se debe tanto a la variada oferta cultural y natural como a la mejora de las infraestructuras, en la que se han invertido más de 98 millones de euros desde 2006.

A la cabeza, como principal reclamo turístico del Caribe, además de la República Dominicana, se encuentran Cuba y Jamaica, dos países que, pese a continuar creciendo, han notado la disminución del número de turistas procedentes de países europeos afectados por la crisis.

Según explicó a Efe el responsable de la Oficina de Turismo de Cuba en Alemania, Wilson Cardozo, mientras que antes Italia, España, Reino Unido y Alemania peleaban, junto a Canadá, por el primer puesto en el ránking de países emisores, la situación ahora ha cambiado y los mediterráneos "ya no tienen tanta presencia".

Cuba recibió en 2012, según declaró Cardozo, un total de 2.8 millones de turistas y aspira a incrementar el numero en 2013 y llegar a los tres millones, una cifra que, dijo, es "interesante pero modesta si se compara con los datos que maneja República Dominicana".

Según Cardozo, Cuba vive desde hace años un "boom de interés" que, aseguró, ha estado propiciado por ""las mejoras en seguridad, las reformas que se han llevado a cabo y las bellezas de la isla"".

""Cuba todavía tiene autenticidad, no ha habido un cambio superestructural en el sector turístico"", puntualizó Cardozo y añadió que viajar a la isla es "como dar un paso en el pasado".

La temporada alta para el turismo en la región del Caribe transcurre entre noviembre y abril, los meses de invierno en los países que mayor peso tienen en sus mercados.

Sin embargo, Jamaica recibe a un importante número de visitantes durante el mes de julio, unas visitas que vienen propiciadas por un importante festival "reggae" que se celebra a principios de agosto, según la directora regional para Europa de la Oficina de Turismo Jamaicana, Patricia Samuels.

Samuels resaltó los 1.5 millones de turistas de crucero que visitaron la isla para estancias de un solo día, una cifra que se suma a los 1.98 millones de personas que realizaron visitas más prolongadas.

Estados Unidos, Canadá y Reino Unido volvieron a ser de nuevo los países de procedencia mayoritaria de los turistas que visitaron la isla.

Entre los principales destinos dentro de Jamaica, Samuels señaló la bahía de Montego y la cuidad de Ocho Ríos como los lugares preferidos.

""Jamaica no es un país pequeño, tiene muchas zonas que visitar y muy diferentes"", apuntó la responsable de la Oficina de Turismo de la isla, quien se mostró optimista y apostó por que los datos de 2012 ""se puedan mantener"".

Bahamas y Puerto Rico, con 1.26 y 1.11 millones de turistas respectivamente, según los datos facilitados por la Organización de Turismo del Caribe, completan la lista de principales destinos caribeños.

EFE