30 de enero de 2013 / 10:29 p.m.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que la caída del 0.1% a ritmo anual del PIB, el primer retroceso trimestral en tres años y medio, pone de relieve la necesidad de un acuerdo que, además de ejecutar medidas que reduzcan el déficit fiscal, incluya inversiones.

 Washington DC -Baltimore • El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó hoy que los datos de retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) en el último trimestre de 2012 se deben a la caída de la demanda en el sector de defensa y la incertidumbre vinculada al "precipicio fiscal".

Carney también indicó que la caída del 0.1 por ciento a ritmo anual del PIB, el primer retroceso trimestral en tres años y medio, pone de relieve la necesidad de un acuerdo que, además de ejecutar medidas que reduzcan el déficit fiscal, incluya inversiones.

Por decisión del Congreso en 2011, sin un acuerdo sobre reducción del déficit entrarán en vigencia el 1 de marzo recortes automáticos, la mayor parte en Defensa.

El presidente Barack Obama se ha comprometido a trabajar con el Congreso para evitarlos.

Carney dijo que el presidente trabaja en "un acuerdo lo más amplio posible" que incluya nuevos ingresos, algo que podría conseguirse con un aumento de impuestos, que los republicanos rechazan.

Otra opción es dar por terminadas las reducciones de impuestos que datan de la presidencia de George W. Bush.

Carney dijo que pese a todo los datos presentados hoy muestran un aumento de la confianza de los consumidores, del gasto y de los precios de inmuebles.

"Es cierto que parte de la responsabilidad del dato del PIB responde a una reducción del gasto en defensa, la mayor desde 1972, a lo que se suma la incertidumbre creada por la posibilidad de los recortes automáticos" por valor de 1.2 billones de dólares, indicó Carney.

Carney reiteró que las medidas de reducción del déficit deben adoptarse de manera equilibrada y deben incluir "inversiones inteligentes para asegurarnos que la economía crece", como en el caso del gasto en infraestructuras y energías limpias.

EFE