11 de agosto de 2013 / 04:40 p.m.

 México • El presidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC), Eduardo Pérez Motta, aseguró que el organismo no tiene injerencia sobre las exclusividades de venta de cerveza en las tiendas de conveniencia, pues se trata de canales de distribución privados de las compañías.

En entrevista con Notimex, el comisionado explicó que tanto en el caso de Oxxo, propiedad de Femsa, la cual es inversionista en Heineken, así como en Extra y Grupo Modelo, la ley no faculta a la CFC a obligarlos a abrir un espacio.

En este sentido, comentó que el acuerdo alcanzado con las dos cerveceras para abrir el espacio a las cervezas artesanales crea incentivos para una reconfiguración del mercado en México, con lo cual los consumidores tendrán más opciones y podría abrir el paso de estos productos a las tiendas de conveniencia.

Pérez Motta expuso que si Oxxo o Extra ven en la comercialización de estas bebidas un incentivo económico, sin duda abrirán espacios al ser un negocio rentable, a pesar de ser marcas competidoras, donde SAB Miller podría ser incluida.

"Si esta nueva fisonomía del mercado de la cerveza empieza a darse por la entrada de las cervezas artesanales, a mi no me parece extraño que empecemos a encontrar estos productos por la demanda del consumidor", afirmó.

Asimismo, el presidente de la CFC explicó que el acuerdo topa los contratos de exclusividad a un 25 por ciento, por lo que en el resto SAB Miller puede competir sin ninguna traba para llevar sus productos en los consumidores, ofreciendo esquemas de negocio interesantes a sus contrapartes.

En el caso de las tiendas de la esquina, Pérez Motta explicó que los esquemas de exclusividades ayudan a muchos pequeños abarroteros a los cuales les es imposible comprar un refrigerador y hacen este contrato por conveniencia, lo que es un elemento de eficiencia, finalizó.

Cabe recordar que el pasado 6 de agosto, Miller Trading Company informó que interpuso un amparo contra la resolución de la CFC sobre la denuncia por prácticas monopólicas que presentó en junio de 2010 contra Grupo Modelo y Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma.

Explicó que la resolución de la Comisión acepta una serie de compromisos unilaterales de las dos cerveceras dominantes para restringir su práctica de exclusividades con el objeto de resolver esta demanda.

"Los compromisos presentados por ambas cerveceras dominantes están limitados por varias exclusiones importantes que continúan impidiendo el libre acceso a la mayoría del mercado de ventas minoristas de cerveza, así como a amplias e importantes regiones del país" afirmó Miller.

De acuerdo con la cervecera, la CFC autorizó la permanencia de las exclusividades sin modificación en muchos de los canales de venta, incluidas las tiendas de conveniencia, canales de gran formato, hoteles, estadios, ferias, bares y clubs nocturnos, lugares donde se realiza la mayor venta de cerveza.

"El impacto limitado de los compromisos dará lugar a que se mantenga la supresión de la libre competencia y se continúen restringiendo severamente las opciones del consumidor", apuntó.

— NOTIMEX