4 de julio de 2013 / 06:11 p.m.

El Grupo Chrysler anunció hoy que ha llamado a revisión 842 mil 286 vehículos en todo el mundo tras detectar una serie de defectos, desde problemas de software hasta fallos en los reposacabezas, de algunos de sus modelos.

La mayor llamada a revisión afecta a unos 490 mil vehículos en todo el mundo por un fallo en el sistema de reposacabezas activo que sirve para minimizar las lesiones de cuello al desplazar hacia delante el protector en caso de impacto trasero.

El Grupo Chrysler indicó en un comunicado que el error de microcontroladores instalados en el sistema puede hacer que el reposacabezas no funcione de forma correcta.

El fabricante estadounidense explicó que los microcontroladores defectuosos fueron producidos en Japón tras el terremoto y maremoto de 2011.

La empresa también señaló que no tiene información de lesiones o accidentes provocados por este defecto.

Los modelos afectados son los Chrysler Sebring, 200 de 2011-2013, Dodge Avenger 2011-2013 y Dodge Nitro 2011-2012, y Jeep Liberty 2011-2013.

La mayoría de los vehículos afectados, unos 442 mil se encuentran en Estados Unidos, otros 25 mil en Canadá, 10 mil en México y 12 mil en el resto del mundo.

La segunda llamada a revisión afecta a 282 mil monovolúmenes del modelo 2013 con un problema del software que controla la activación de los airbag laterales.

La empresa dijo que tras la queja de un cliente descubrió que los vehículos afectados están programados para activar los airbag laterales en el lado opuesto a donde se recibe el impacto.

Los airbag laterales tienen que desplegarse en el lado del vehículo que recibe el impacto.

Los modelos afectados son Dodge Grand Caravan, Chrysler Town & Country y Ram Cargo Van.

Unos 224 mil vehículos afectados se encuentran en Estados Unidos, 49 mil 300 en Canadá, 2 mil 900 en México y otros 5 mil 300 en el resto del mundo.

El grupo Chrylser también dijo que tendrá que llamar a revisión 69 mil camionetas "pickup" en todo el mundo para actualizar el software del sistema electrónico de estabilidad y otras 1,600 camionetas comerciales en Norteamérica para inspeccionar una barra de la suspensión.

En todos los casos, el grupo Chrysler dijo que realizará las reparaciones necesarias de forma gratuita.

EFE