DIEGO ARMANDO MEDINA | ENVIADO ESPECIAL
14 de julio de 2015 / 08:14 p.m.

Con un ligero entrenamiento de poco más de una hora, Tigres cerró su preparación rumbo al duelo de este miércoles reconociendo la cancha del estadio Beira-Río donde se jugarán los primeros 90 minutos de la semifinal de Libertadores ante el Internacional de Brasil.

La práctica se realizó a puerta cerrada, misma que consistió en un ‘futbolito’ recreativo en donde los equipos lo conformaron jugadores en diferentes posiciones; al final se dividieron en siete equipos que jugaron el famoso ‘volifut’ incluyendo a Ricardo Ferretti, quien se notó de muy buen humor.

Quien atendió a los medios de comunicación fue el capitán Juninho. El defensor resaltó el buen estado del césped y lo majestuoso que quedó el estadio, luego de su remodelación para el mundial del año pasado.

A su vez, descartó que el tema de la lluvia pueda influir en el desarrollo del encuentro.

“Es muy bonita (la cancha). La verdad no había venido aquí desde que arreglaron todo el estadio y la verdad la cancha siempre ha sido muy buena y ahorita mejor. Estoy seguro vamos a dar un muy buen juego junto con Internacional, un buen espectáculo para la gente.

“No, no creo (afecte la lluvia) porque el pasto está muy bonito, está muy bueno. Ha llovido bastante pero ahorita por ejemplo está muy bueno, se ve muy bien y no creo vaya a influenciar en nada”, dijo el defensa.