Redacción 
29 de junio de 2013 / 02:09 p.m.

 

México  • Los ingresos petroleros que comprenden los propios de Pemex, el IEPS de gasolinas y diésel, los derechos sobre hidrocarburos y el impuesto a los rendimientos petroleros ascendieron a 473.9 mil millones de pesos en los primeros cinco meses del año, es decir, presentaron una caída de 8.6 por ciento en términos reales en comparación con los del mismo periodo de 2012.

El reporte de Finanzas Públicas realizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), correspondiente al periodo enero-mayo del presente año, resalta que el menor desempeño de ingresos petroleros se debió principalmente al precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo (101 dólares por barril, comparado con los 109 dpb durante del mismo periodo en 2012) y a la apreciación del tipo de cambio observado en el periodo de referencia.

Asimismo, los ingresos de las entidades de control presupuestario directo distintas de Pemex ascendieron a 224.8 mil millones de pesos, lo que representó una disminución de 3.2 por ciento real respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual se explica principalmente por menores ventas de energía eléctrica.

La captación no tributaria no petrolera se ubicó en 93.3 mil millones de pesos, monto superior en 92.5 por ciento en términos reales al registrado en el mismo periodo del año anterior, debido a mayores productos y aprovechamientos.

Por otra parte, el balance de las finanzas públicas del país registró un superávit de 56 mil millones de pesos durante los primeros cinco meses del año. El balance primario, destacó, presenta un superávit de 122.1 mil millones de pesos, y si se excluye la inversión de Pemex el balance público presenta un superávit de 162.5 mil millones de pesos.

Los ingresos presupuestarios del sector público mostraron un ascenso de 2.5 por ciento en el periodo de enero-mayo de 2013, respecto a igual periodo del año anterior, luego de que los de carácter tributario revirtieron la tendencia y se alinearon con la Ley de Ingresos de la Federación hacia mayo pasado.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio a conocer que las retribuciones del sector público del periodo enero-mayo ascendieron a un billón 501 mil millones de pesos, lo que es 2.5 por ciento superior a lo registrado en igual lapso del año anterior.

Entre los principales rubros se encuentran las entradas tributarias que revirtieron la tendencia observada hasta abril y para mayo se alinearon con la Ley de Ingresos, de tal forma que las tributarias no petroleras ascendieron a 708.9 mil millones de pesos, es decir, 6.7 por ciento más en términos reales respecto a igual periodo del año anterior.

La SHCP destacó que este resultado muestra el efecto favorable del programa de regularización de adeudos fiscales 2013 Ponte al Corriente, en tanto que a su interior, la recaudación del IEPS y del sistema renta (ISR-IETU-IDE) aumentó 10.1 y 10.0 por ciento real, respectivamente.

La dependencia informó también que durante los primeros cinco meses del año el gasto neto presupuestario del sector público ascendió a un billón 450.5 mil millones de pesos, mientras que el gasto programable pagado sumó un billón 143.3 mil millones de pesos.

En mayo el gasto neto pagado creció 3.2 por ciento real, en donde el ramo de comunicaciones y transportes registró un crecimiento de 5.1 por ciento, las entidades paraestatales de 4 por ciento y las participaciones a las entidades federativas 1.8 por ciento, todos en términos reales.

Por otra parte, de enero a mayo el costo financiero del sector público se ubicó en 62.2 mil millones de pesos, nivel inferior 0.3 por ciento en términos reales al registrado en el mismo periodo del año previo, debido primordialmente a la apreciación de la paridad cambiaria.

El saldo de la deuda interna neta del gobierno federal al cierre de mayo fue de tres billones 500.8 mil millones de pesos, monto inferior en 0.3 mil millones de pesos al registrado al cierre de diciembre de 2012.

ClavesEndeudamiento

De acuerdo con este comportamiento, el ejercicio del gasto programable avanza hacia lo previsto en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El saldo de la deuda externa neta del sector público federal fue de 123.3 mil millones de dólares, monto superior en 1.6 mil millones al registrado al cierre de 2012.

Fue resultado del endeudamiento neto de 1.2 mil mdd, por ajustes contables a la baja de 1.1 mil mdd y por una disminución en las disponibilidades del sector público federal de 1.5 mil millones de dólares.