18 de junio de 2013 / 01:15 p.m.

México• Cinemex ha ganado a Cinépolis el primer round en la disputa que ambos exhibidores de películas sostienen por el consumidor.

La compañía que forma parte del conglomerado Grupo México anunció la compra de Cinemark —290 salas de cine— por un monto que en principio se estipuló en 125 millones de dólares, pero que en las últimas semanas subió a 130 millones de dólares —unos mil 650 millones de pesos—, cifra inferior a la inversión de su principal competidor.

Cinemex está logrando este año un crecimiento más rápido en infraestructura, ya que no tendrá que esperar la adquisición de terrenos y posteriormente construir los complejos y a un menor precio, mientras que Cinépolis primero tendrá que crear sus salas y posteriormente ponerlas en funcionamiento, por un costo de aproximadamente mil 800 millones de pesos.

Para los especialistas José María Flores, de Ve por Más, y Juan Carlos Rivera, académico de la carrera de administración y estrategia de negocios del Tecnológico de Monterrey, “es un buen precio —la compra de Cinemark—, pues estás comprando 290 salas de cine; el plan de Cinépolis para este año es de 310 salas, no dieron monto, pero un análisis da a conocer que es una inversión de mil 800 millones de pesos, entonces Cinemex está adquiriendo el mismo número de salas por un cantidad menor”.

Flores agregó que la adquisición de una compañía era la única forma que Grupo México podía crecer a un ritmo más acelerado, ya que la mayoría de los espacios donde puede construir cines, muchos ya los tiene firmados su principal competidor, porque tiene mejor relación con las constructoras de plazas, que es donde se incluyen principalmente los complejos de salas de exhibición.

Por su parte, Juan Carlos Rivera señaló que para Cinemex esta forma de incrementar su infraestructura es muy simple pero efectiva de crecer, en lugar de construir o tratar de obtener permisos; “simplemente compra a los competidores, que seguramente les hace bien una inyección de capital”.

Rivera añadió que esta venta igualmente fue benéfica para Cinemark, ya que en el último año tuvo una pérdida de 22 por ciento en sus ingresos, por lo cual estos recursos le servirán para mejorar sus finanzas y centrarse en otros mercados donde se encuentra establecido.

Marcos Dávalos, coordinador de la licenciatura de economía de la Ibero, indicó que otro de los beneficios para Cinemex es que podrá ser una mayor competencia, ya que había estados donde Cinépolis maneja todo el sector, y con la adquisición entrará a nuevos mercados.

“Habrá economías de escala, aquí se miden en el tema de los cines múltiplex —de ocho a 15 salas de exhibición—, cuando se adquiere una empresa los costos promedio son menores y eso genera ciertos ahorros que se traducen en mejor tecnología y pantallas”, indicó el especialista.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma, Cinépolis tiene una participación de mercado de 58.39 por ciento, y Cinemex —si aprueba la compra la Comisión Federal de Competencia— tendrá 36.69 por ciento, mientras otras cadenas solo ostentarán 4.93 por ciento.

ROBERTO VALADEZ