NAYELI GONZÁLEZ
14 de junio de 2013 / 07:00 p.m.

Cancún, Quintana Roo  • En México una importante cantidad de camiones de carga circula con remolques o piezas “hechizas”, es decir, fabricadas de manera artesanal o ilícita, con materiales de desperdicio lo cual genera riesgos y accidentes en la red carretera.

Representantes de la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP) afirmaron que la falta de una renovación o modernización de las piezas de arrastre, como los denominados “dollys”, así como las cajas y redilas, se deriva de una falta de regulación e inspección por parte de las autoridades.

Es por ello que la renovación de la flota vehicular, no bastará para garantizar la seguridad vial en las carreteras, pues hasta el momento no se cuenta con un incentivo por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que busque regular este tipo de equipos.

Aseguraron que es una realidad que muchos de los camiones con una edad promedio aceptable, es decir, que no son tan viejos, ya están circulando con piezas caducas, que son armadas con chatarra o pedacería de equipos de desperdicio.

Aunque no pudieron determinar la edad promedio que tienen los remolques o piezas de arrastre de la flota en México, dijeron que ésta podría ser superior a los 20 años, lo cual implica que es hasta 3 años más antigua que el parque vehicular que ronda los 17 años en promedio.