15 de mayo de 2013 / 01:28 a.m.

Ciudad de México • El Banco Mundial afirmó que México ha tenido un mal desempeño en el aumento de su población que pasa de la pobreza a la clase media, afectado en gran parte por el impacto que tuvo su economía en la crisis financiera de 2008.

“En la crisis, ningún país de Latinoamérica se contrajo casi 7 puntos del PIB como fue México. El país es de los que peor desempeño tuvo en el acceso de su población a convertirse en clase media”, dijo, Luis F. López-Calva, economista Líder, en Gestión Económica y Reducción de la Pobreza para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

En la presentación del estudio “Movilidad económica y crecimiento de la clase media en América latina”, realizado por el organismo, el especialista destacó que México es uno de los pocos países en América Latina donde la pobreza crece, a pesar que hace más de diez años, México había logrado grandes avances en movilidad social para acceder a la clase media.

En ese sentido, el Banco Mundial destacó que América Latina vive un proceso de crecimiento de su clase media; sin embargo, un gran porcentaje de su población es vulnerable a regresar a condiciones de pobreza.

Según el documento, una familia de cuatro personas se clasificaría como perteneciente a la clase media si sus ingresos anuales oscilaran entre 14 mil 600 dólares y 73 mil dólares. Sin embargo, el organismo destaca que el reto es que esta población se afiance en clase media y deje su condición de vulnerabilidad.

En el mismo evento, Gonzalo Hernández Licona, secretario Ejecutivo del Coneval, afirmó que en el caso mexicano, 32.3 millones de personas, 28.7 por ciento de su población, si bien ha mejorado su ingreso en los últimos años, es vulnerable a regresar a situación de pobreza.

Por su parte, Enrique Cárdenas, director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, destacó que en México, la realidad es que 70 de su población que nace en situación de pobreza, tiene pocas posibilidades de salir de esta condición, con lo cual, se puede afirmar que “la pobreza en México se 

— ANTONIO HERNÁNDEZ