EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
22 de noviembre de 2017 / 06:57 p.m.

La clasificación de la tabla puso a León en el camino de Tigres, uno de los equipos que más se le complicó a Ricardo Ferretti durante la temporada regular, ¿qué podrá pasar este miércoles?

El 30 de noviembre de 2016 fue la última vez que Tigres ganó allá, precisamente en un partido de liguilla correspondiente a la semifinal. No es una de las mejores plazas para Tigres, de 12 encuentros en el Bajío solamente se han ganado tres. Hoy van a luchar contra el presente y los antecedentes.

Las claves de Tigres

Lo más importante para Tuca Ferretti y sus jugadores está ligado a cuestiones de presión, de trazos largos y dinámica en la secuencias de pase.

Presión: aunque Gustavo Díaz no plantea una idea basada en salir jugando, sí utilizan mucho a Alexander Mejía que es la válvula de escape en el centro del campo; mantener una presión allí constante con un 9 será importante para tratar de robar balones en campo contrario.

Trazos largos: no es una cuestión de tirar pelotazos a lo loco, tiene que estar ligado a un plan de juego para superar líneas de presión del rival. Lo idea es que se lancen balones cruzados a los extremos, puesto que de los 4 delanteros que tiene Tigres en su plantilla, solamente Sosa tiene una capacidad importante para jugar de hombre referencia. Vargas, Valencia y Gignac necesitan más movilidad.

Dinámica en los pases: Tigres no puede ser un equipo lento en cancha de León o lo va a pagar caro, desde los centrales hasta los atacantes se debe tener una alta coordinación de velocidad en pase y recepción, no dar más de dos toques a la pelota y que un compañero se muestre siempre como opción. La dinámica no es sinónimo de desesperación, si Carioca tiene enfrente a Mejía y Andrade, es mejor dar un pase atrás que arriesgar hacia adelante y perder.

Los peligros

Tener en Mauro Boselli el goleador del torneo (empatado con Avilés Hurtado) no es el único argumento que tiene Gustavo Díaz para intentar ganar este encuentro.

Ida y vuelta: esta temporada, León tiró a portería 244 veces y le tiraron 294, esto habla de que son un equipo que disfrutan de los juegos que son de portería a portería, y esta es una de las situaciones que más daño le hacen a Tigres. En general, las transiciones defensivas a velocidad le cuestan mucho a defensas como Juninho o Torres Nilo, y León tiene en esa zona a Elías Hernández que puede hacer mucho daño.

Mauro y Elías: ha sido uno de los mejores dúos del torneo, aunque no funcionan como doble 9 o como 9 y mediapunta, las sociedades que han llevado durante la temporada son un factor de mucho cuidado para Aquino y Torres Nilo con Elías, y para Ayala y Juninho con Boselli. 

El balón parado: esto no es necesariamente en los balones detenidos a favor de León, sino que también en lo que favorece a Tigres. Como los dirigidos por el Tuca Ferretti no siempre terminan esas jugadas, un rebote en linderos de área puede ser de mucho beneficio para un contragolpe de León.

Luis Montes

El motor ofensivo de León esta temporada ha sido Luis Montes, por una sobrecarga muscular no estará presente y puede resultar un alivio para Tigres, dado que sus balones filtrados por abajo y por arriba le hacen mucho daño al equipo.



gw