8 de agosto de 2013 / 01:33 p.m.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) inició un proceso para regular los 10 mil consultorios ubicados a un costado de farmacias, y que en promedio otorgan 250 mil consultas diarias a personas que por diversas causas no pueden acudir a otro tipo de atención médica.

En la inauguración del Congreso Internacional de Farmacias el comisionado de la Cofepris, Mikel Arriola, precisó que ""el mensaje es claro: no vamos a tolerar por ningún motivo la prescripción ni la dispensación irracional de fármacos que solamente alientan la automedicación y la competencia desleal, con los riesgos que eso implica para la salud de la población"".

BUENAS PRÁCTICASLas visitas de fomento sanitario ya comenzaron y consisten en dar a conocer la ""Guía para las buenas prácticas sanitarias en farmacias con consultorio"" durante dos meses.

""Después de este periodo, es decir, en el último trimestre de este año, la comisión iniciará visitas de verificación para constatar el cumplimiento de la guía y de la normatividad"", pues los consultorios en farmacias también están sujetos a las normas NOM005 y NOM 016, explicó Arriola.

""Obviamente, en caso de incumplimiento aplicaremos las sanciones correspondientes, como amonestación con apercibimiento, multa, clausura temporal o definitiva y arresto hasta por 36 horas"", detalló.

""En México hay 2.14 farmacias por cada 10 mil habitantes, en otras palabras, hay más farmacias que bancos"”, ejemplificó el funcionario.

La guía, abundó, integra lineamientos muy precisos y ya la están distribuyendo a todos los establecimientos que dan consultas ""con el fin de que tengan muy claro qué pueden hacer y qué no deben hacer, de acuerdo con la legislación vigente"".

El documento establece, entre otras cosas, que los consultorios deben contar con aviso y horario de funcionamiento, así como un responsable sanitario con título profesional. Además, los médicos que atiendan deben contar con cédula profesional a la vista del público.

El establecimiento debe tener certificado de fumigación, expediente clínico del paciente, hoja de registro diario de pacientes, plan para el manejo de residuos peligrosos y registro sanitario de todos los medicamentos, así como licencia si venden medicinas controladas.

Arriola explicó que los locales ""no pueden tener comunicación alguna con los consultorios. No deben tener puertas, ventanas ni pasillos que lleven a los pacientes a las farmacias o viceversa. En tiendas de autoservicio, la farmacia debe ubicarse a por lo menos 10 metros de distancia de bebidas alcohólicas y alimentos perecederos"".

ESTRATEGIALa Cofepris, en coordinación con el sector farmacéutico,""ha puesto en marcha una estrategia clara para fomentar y controlar las buenas prácticas sanitarias en las 10 mil farmacias del país que instalaron consultorio a raíz del control de antibióticos con receta médica que se decretó en 2010"", reiteró Arriola.

El comisionado detalló que dicha estrategia para regular el fenómeno de los consultorios adyacentes a las farmacias parte de la experiencia positiva que se observó con el control de antibióticos y consta de dos etapas: visitas de fomento y visitas de inspección.

La Cofepris, comentó el funcionario, tiene la certeza de que ese plan integral para regular la operación de consultorios en las farmacias va a funcionar porque cuenta con el respaldo de las grandes cadenas de farmacias, que representan 80 por ciento del mercado, y de organizaciones comprometidas con la buena dispensación de fármacos.

""Estamos seguros de que este plan controlará este problema (de consultas médicas); se inspira en la implementación del acuerdo para regular antibióticos, el cual resultó exitoso al reducir en 21 por ciento la demanda sin que haya aumentado la incidencia de enfermedades infecciosas"", señaló Arriola.

El funcionario explicó que el fenómeno de los consultorios adyacentes en las farmacias está creciendo, por lo que es necesario fortalecer el marco regulatorio para evitar abusos comerciales, exigir buenas prácticas médicas y evitar la posible venta de antibióticos con receta médica de forma indiscriminada.

LA OBESIDAD NO SE DEBE A REFRESCOS: INDUSTRIA

La obesidad y el sobrepeso se han incrementado en los últimos años debido a que existe un alto grado de desinformación en temas de salud, combinado con una alimentación desordenada y un cambio de estilo de vida sedentario, y no por el consumo de refresco, afirmó la industria refresquera.

Al presentar su campaña “Conócete, actívate, equilíbrate”, con la que buscan colaborar en el combate a la obesidad en México, la industria aseguró que, en su opinión, dicho problema es de naturaleza multifactorial.

El director general de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, Emilio Herrera, aclaró que la obesidad no es responsabilidad del consumo del refresco, pues éste representa solo 5 por ciento del consumo calórico en la dieta de los mexicanos.

En conferencia de prensa, Herrera dijo que ""se busca orientar y motivar un cambio de comportamiento de la población hacia un estilo de vida saludable"".

Resaltó que aunque México es uno de los mayores consumidores de refresco en el mundo, la industria refresquera ha enfocado sus esfuerzos en diversificar su cartera con bebidas light y no calóricas, como agua, que representan 37 por ciento de los productos que ofrecen. (Notimex/México)

 — BLANCA VALADEZ