10 de mayo de 2013 / 03:40 p.m.

Monterrey  • De las empresas mexicanas que comercian vía electrónica en el país, Nuevo León junto con Coahuila y Tamaulipas, apenas generan el 1 por ciento de las ventas de sus productos por este conducto, aseguró Víctor de la Barrera, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Mientras que el 70 por ciento de los comercios electrónicos tienen base en el Distrito Federal (D.F.), y el resto de estos establecimientos se distribuye a los otros estados de la República, agregó.

"Tenemos una estadística en dónde hay más comercio electrónico, y por ende siempre va a ser la Ciudad de México y su área metropolitana. Dónde hay más comercio, hay más demanda", dijo.

Explicó que esto se debe principalmente a que la demanda de comprar a través de Internet es mayor en el D.F.

Y en cuanto a la concentración de ‘shoppers’, compradores en línea, Nuevo León ocupa el quinto lugar a nivel nacional, aunque en opinión de De la Barrera, este indicador podría ser superior, si la costumbre del regiomontano por realizar compras en las ciudades fronterizas de Estados Unidos, no estuviera tan arraigada.

Explicó que el comercio electrónico ha crecido significativamente en los últimos años, incluso en el 2012 dejó ingresos cercanos a los 80 mil millones de pesos, según estadística de la AMIPCI.

Señaló que la misma estadística revela que el número de internautas que adquirieron un producto o servicio en sitios nacionales o extranjeros, creció 18 por ciento durante el 2012.

Asimismo, las empresas también muestran mayor confianza para vender por internet, debido a que encuentran varios factores que les favorecen, explicó De la Barrera.

"Hoy están cada día más abiertos a realizar comercio electrónico, y son varios factores los que están orillando a hacer eso. Es un tema de mayor penetración, disminución de costos y el tema de la era digital", comentó.

Para De la Barrera, este tipo de comercio aumenta día con día, pues cada vez son más los que se atreven a probar un esquema de negocio similar.

"Desde de jóvenes emprendedores hasta aquellas empresas que están acostumbradas a ver un mundo físico como canal de ventas, se están moviendo a un canal de internet, para ofrecer sus productos y tener una mayor penetración", comentó.

Indicó que el sector "travel and entertainment" (boletos de viaje o para eventos) son el área más activa dentro del comercio por internet, pues concentra más del 60 por ciento de la actividad.

Aunque los negocios de reventa de productos también han mostrado un incremento importante, sobre todo la compra de música y películas, explicó el miembro de la AMIPCI.

"En México lo importante es desafiar a esas categorías, el reto es que todas aquellas empresas que no entran dentro de estas categorías, empezarlas a desarrollar, como las ventas de gadgets, electrónicos, libros, aplicaciones, y todos estos jugadores que están empezando a trabajar como retailers (revendedores)", dijo.

Para quienes están interesados en comenzar un comercio por internet, señaló que además de las ventajas que les ofrece el medio, como reducción de costos en personal y espacio físico, mayor penetración en distintos segmentos del mercado; también deben tomar en cuenta diversos factores que los acerquen a llevar el negocio por buen camino.

"Son muchos temas los que un comercio electrónico debe tocar, que van desde el dominio, el hosting, la infraestructura, la logística, el marketing, la publicidad, lo legal, la seguridad", detalló.

En el tema de la seguridad, enfatizó que se debe crear el entorno para que el cliente tenga la confianza de realizar la compra, y nunca asumir que éste cuenta con las medidas pertinentes para proteger sus transacciones.

Finalmente, comentó que la AMIPCI, como asociación tiene como objetivos, primero, promover el uso del internet, y luego, incentivar el comercio electrónico.

"Son cosas distintas, pero una cosa te lleva a la otra".

DANIEL ANGUIANO