18 de marzo de 2013 / 08:56 p.m.

Bruselas  • Los ministros de Finanzas de la eurozona han iniciado hoy la conferencia telefónica en la que revisarán los términos del rescate a Chipre, cuyo gobierno ha elaborado una propuesta para reducir el impacto de la quita a los ahorradores.

La teleconferencia comenzó puntualmente sobre las 18.35 GMT, informaron a Efe fuentes diplomáticas de la zona del euro.

El Eurogrupo analizará las modificaciones de última hora que se han introducido en Chipre en la parte del rescate de 10 mil millones de euros que afecta a la quita a los depósitos privados, y cuyo objetivo es suavizar el impacto sobre los pequeños ahorradores.

Los Diecisiete acordaron en la madrugada del sábado los detalles del rescate al país mediterráneo, que incluye un impuesto extraordinario de 9.9 por ciento sobre los depósitos de más de 100 mil euros y uno de 6.7 por ciento para los de menos de esa cantidad.

También contempla un aumento del impuesto de sociedades hasta el 12.5 por ciento, con el que Chipre prevé recaudar unos 5 mil 800 millones de euros.

Establece además quitas para los tenedores de deuda júnior que generarán unos mil 400 millones de euros, y la reducción del tamaño del sector bancario para adaptarlo a la media de la UE hasta 2018, así como la adopción de medidas de consolidación equivalentes al 4.5 por ciento del PIB.

La decisión de imponer una tasa excepcional a los pequeños ahorradores ha sido criticada por la opinión pública de Chipre y de otros países de la eurozona, al igual que por analistas, ahorradores e inversores, por considerar que se rompe la normativa relativa a la garantía para los depósitos de hasta 100 mil euros.

Por ello, Nicosia ha presentado una nueva oferta a la troika (la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo) que prevé rebajar el impuesto al 3 por ciento para los depósitos inferiores a 100 mil euros y subirlo al 12.5 por ciento para los superiores, dijeron a Efe en Chipre fuentes cercanas a las negociaciones.

Algunos medios en ese país hablan también de una tasa del 15 por ciento a los fondos que superen los 500 mil euros.

El Gobierno chipriota también pide que para los depósitos de hasta 20 mil euros no haya impuesto, según fuentes de las negociaciones.

Varios líderes de la eurozona, ministros de Finanzas y algunos representantes de la troika dejaron hoy la puerta abierta a una modificación de los términos de la quita a los ahorradores chipriotas y dejaron a Nicosia la responsabilidad de fijar los porcentajes.

De momento Alemania, a través de su canciller, Angela Merkel, señaló que decidir la cuantía de esos porcentajes corresponde al Gobierno de Chipre, mientras que el ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici, se mostró a favor de que esa nueva situación "sea escuchada".

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo al diario "Financial Times" que si se logra el mismo impacto económico (5 mil 800 millones de euros), la eurozona no se opondría a una modificación de la quita en base a una aplicación más progresiva de la carga en favor de un equilibrio social más justo.

En Lisboa, el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, alertó de que la UE está trazando "un camino muy peligroso" con la aplicación de la tasa sobre los ahorradores de Chipre y expresó su temor a que la falta de confianza en este pequeño país pueda propagarse a otros Estados.

EFE