ROBERTO FLORES
9 de septiembre de 2016 / 04:58 p.m.

Con la llegada de Andy Delort o sin ella, el compromiso de Tigres en el presente Apertura 2016 sigue siendo el mismo y no es más ni menos, pues todos están mentalizados en llegar a lo más alto, afirmó Miguel Ángel Garza.

El delegado deportivo de los felinos mencionó que la contratación del jugador francés no determina nada diferente, pues desde el arranque de la competencia tienen claro que le objetivo es salir a ganar todos los partidos.

“El compromiso y la responsabilidad de la institución es día con día, no importa quién esté, quiénes vengan o quiénes se vayan, creo que ese compromiso y responsabilidad nos la ha transmitido la institución desde el presidente hasta los utileros estamos en el mismo camino.

“Ojalá que demos buenos resultados, no importa si se están incorporando jugadores o no, sino que la responsabilidad que tiene la institución es ganar los juegos, ser competitivo, tener una buena imagen y seguir con la misma pasión con lo que han venido jugando los jugadores”, señaló el dirigente auriazul al ser entrevistado antes de viajar a Morelia.

.- ¿Mantener el invicto es primordial?

“En la cuestión del invicto pues ojalá y se siga dando, pero que esperemos que sea un buen partido. Vamos a verlo el día de mañana y esperamos que no afecte lo de los seleccionados que no pudieron estar entrenando, pero es parte de la planeación que tiene el equipo”, mencionó.

Garza resaltó el apoyo que una vez más tendrán de sus Incomparables aficionados en las tribunas del Estadio Morelos, pues desde antes del iniciar el torneo se planeó este juego como la Invasión de esta temporada.

“Siempre hemos dicho que tenemos la mejor afición, desconozco cuántos van a ir, pero siempre nos han apoyado, no de hoy, sino de toda la vida han estado con nosotros. Últimamente en estos seis años nos han seguido de visitantes.

“Esperemos que todo sea positivo tanto para ellos como para nosotros y que vean un buen juego y a su equipo triunfar allá”, indicó antes de abordar el vuelo charter en donde además del equipo viajaron 60 aficonados.