13 de septiembre de 2013 / 02:51 p.m.

 México y Michoacán • El Senado guardó un minuto de silencio y condenó los asesinatos de los diputados perredistas Osbaldo Esquivel Lucatero, de Michoacán, y Everardo Hugo Hernández Guzmán, de Oaxaca, y exigió a las autoridades su esclarecimiento.

Esquivel Lucatero fue asesinado a machetazos cuando iba a dar una entrevista sobre la carretera Morelia-Páztcuaro.

En tanto, Hernández Guzmán fue ultimado cuando cenaba en un restaurane de Santa Cruz Xoxocotlán. El legislador iba a tomar posesión en enero como alcalde en San Andrés.

La presidenta de la Mesa Directiva en el Senado, la priista Ana Lilia Herrera, reprobó los asesinatos a nombre de los senadores.

“Exigimos de las autoridades el pronto esclarecimiento de los hechos y demandamos que se informe a la opinión pública y a esta cámara los resultados de las investigaciones y que se castigue con todo el peso de la ley a los responsables de tan oprobiosos hechos”, señaló.

En tribuna, la senadora del PAN por Michoacán, Luisa María Calderón, exigió a la Secretaría de Gobernación y al Ejecutivo estatal definir cuáles son las metas en materia de seguridad, porque la cifra de muertos sigue creciendo, al igual que los secuestros y las extorsiones, sin que existan acciones efectivas para frenar la delincuencia.

En tanto, en conferencia de prensa el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, y los legisladores Benjamín Robles, de Oaxaca, y Raúl Morón, de Michoacán, repudiaron los asesinatos.

Condena en Michoacán

La dirigencia nacional del PRD y su bancada en la Cámara de Diputados condenaron también los asesinatos y demandaron al gobierno federal su esclarecimiento, pues de lo contrario se enrarecerá el “clima político”.

En conferencia de prensa, el líder nacional, Jesús Zambrano, y en San Lázaro, el michoacano Silvano Aureoles, aseguraron que las muertes forman parte de “un crimen político”.

“Los demonios andan sueltos, al parecer, y no debemos permitir que sigan sueltos, hay que someterlos al imperio de la ley y de la política, por supuesto, de la buena política”, enfatizó Zambrano.

El dirigente indicó que desde el miércoles se comunicó con el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, para pedirle una investigación puntual y establecer una línea específica en el asesinato de Hernández Guzmán.

“También he estado en comunicación con el secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong) para pedirle que participe la PGR, ya sea atrayendo el caso o en una actuación de coadyuvancia con las procuradurías de Oaxaca y Michoacán.”

Aureoles comentó que la zona en la que fue asesinado Esquivel “está caracterizada por la problemática delincuencia de diversa naturaleza y, últimamente por el surgimiento deautodefensas”.

En el Congreso de Michoacán diputados, familiares y amigos despidieron a Esquivel Lucatero y escucharon el último pase de lista al legislador.

En el homenaje de cuerpo presente, legisladores del PRD y los hijos de la víctima exigieron justicia, pues consideraron que el asesinato no fue casualidad.

Los hijos mayores de Esquivel Lucatero solicitaron la palabra para exigir a quienes “tienen poder” que se haga justicia para que la muerte de su padre no quede en un caso más de impunidad.

Con información de: Omar Brito, Angélica Mercado, Israel Navarro, Fernando Damián, Francisco García Davish y Oscar Rodríguez

:claves

Indagan venganza

-El procurador de Oaxaca, Manuel de Jesús López, confirmó que una de las líneas de investigación en el asesinato del diputado Everardo Hugo Hernández Guzmán es la posible venganza .

-Recordó que en junio fue asesinado del empresario Efraín Cruz Bruno, considerado cacique de San Andrés Cabecera Nueva, y atentaron contra de la legisladora priista electa Rosalia Palma.

-Otra línea está vinculada con el resultado de las elecciones locales pasadas, donde Hernández Guzmán fue electo presidente municipal San Andrés Cabecera Nueva.

 — REDACCIÓN