ROBERTO FLORES
13 de diciembre de 2016 / 04:02 p.m.

La directiva de Tigres ya solicitó a los altos mandos de la Liga MX y la Federación Mexicana de Futbol que el juego de la fecha 1 del Clausura 2017, ante Santos, sea aplazado, a lo que Miguel Ángel Garza confía conseguirlo.

El delegado deportivo felino dijo que se tiene una buena relación con el presidente de los Laguneros, Alejandro Iraragorri y esperan que se pueda posponer este encuentro pactado para el 7 de enero en el debut del próximo torneo, apenas 12 días después de la Final ante América.

"Nosotros la petición la hicimos a la Liga y a la Federación (Mexicana de Futbol) y a través de ellos es el comunicado que pueden tener hacia el equipo Santos", expresó Garza antes de ingresar a su oficina en el estadio Universitario.

"No es una obligación, es un sentido para vender mejor el producto de la Liga lo que se ha venido hablando en las juntas del Comité de Desarrollo, no es obligación, es sentido común por las circunstancias que están presentando América y Tigres".

.- ¿Hay esperanzas de que lo puedan aplazar?

"Esperamos que la Federación y la Liga puedan hacer las gestiones necesarias ahí y si es necesario hablar con el club lo haremos con gusto, hay una buena relación con Alejandro Iraragorri y explicarle la situación, ya la decisión de ellos no puedo saber cuál va a ser”, señaló.

Hace unos días el entrenador del Santos, José Manuel de la Torre mencionó que no está de acuerdo con posponer el arranque del próximo torneo, pues no era justo para los demás equipos.

"Creo que como entrenadores están ocupados en trabajo y la temporada que tuvieron no fue muy buena y creo que han de estar metiendo el acelerador para sacar buenos resultados, eso no lo puedo criticar pues la petición no era directa al entrenador.

"Lo único era el ver cómo podemos aplazar el primer juego ver ahí entre los tiempos que quedaban en el calendario para poder establecer lo que conviniera tanto a Santos como a nosotros el jugar ahí una fecha doble", indicó el directivo auriazul.