20 de enero de 2013 / 11:22 p.m.

Ciudad de México • La disminución a mínimos históricos de los costos de financiamiento de las emisiones gubernamentales y la reducción del diferencial de los bonos soberanos a largo plazo de México, con respecto a sus similares estadunidenses, es reflejo de la aceptación y confianza de los inversionistas internacionales.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público destacó que esto es derivado de las acciones y el manejo macroeconómico impulsados por el gobierno federal, con el objetivo de mejorar el bienestar de las familias mexicanas.

Expuso que durante los últimos años se han presentado episodios de volatilidad en los mercados financieros globales, debido a la incertidumbre relacionada al llamado "precipicio fiscal" en Estados Unidos, la situación fiscal de la periferia de la zona del euro, así como a un crecimiento económico global menor al esperado.

Sin embargo, México ha presentado una evolución económica favorable, al preservar fundamentales sólidos, señala la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.

En este contexto, refiere que las tasas de interés de los valores gubernamentales a corto y largo plazos en México han registrado una tendencia a la baja.

Como parte de la agenda económica del Ejecutivo federal, se busca consolidar la estabilidad macroeconómica a través del uso responsable del endeudamiento público, componente medular de la estrategia de desarrollo nacional, argumenta.

Expuso que la gestión de deuda pública está orientada a cubrir las necesidades de financiamiento con una estrategia que permita contar con un bajo costo financiero de manera sostenida, al incluir un amplio rango de posibles escenarios y preservar el acceso a una amplia base de inversionistas en diferentes mercados.

Resalta que en la actualidad México goza del costo del financiamiento más bajo que haya obtenido en la historia para sus colocaciones a los plazos de 10, 30 y 100 años, comparándose favorablemente, en la mayoría de los casos, con países latinoamericanos como Brasil y Colombia, así como por otros dos países de las llamadas economías BRICS (Rusia y Sudáfrica).

Asimismo, en poco más de una década, México ha reducido el spread entre las colocaciones de bonos globales a 30 años respecto a los Bonos del Tesoro estadounidenses en 225 puntos base, llegando a un mínimo histórico de 110 puntos base en la reciente colocación llevada a cabo este año, con una diferencia de 60 puntos base respecto a marzo de 2012.

NOTIMEX