20 de mayo de 2013 / 01:54 p.m.

El consumo de carne de bovino por persona pasó de 17 kilogramos en 2011 a 15.8 en 2012, lo que equivale a una reducción de casi 8 por ciento en un año, debido al incremento en los precios, dijo Guillermo Máynez Gil, presidente ejecutivo del Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne).

En entrevista dijo que el anuncio de importaciones sin aranceles en alimentos no es una amenaza a los comercializadores para bajar los precios; ""es una opción de mercado que el gobierno abre para estabilizar el abastecimiento, la oferta y los precios"".

Hay presionados debido al elevado precio del maíz, pues en algunos animales representa 70 por ciento del costo de producción.

""Esto es imposible pasarlo a los consumidores, por eso se trata de ser más eficientes en gastos de luz y gasolina; es muy complicado elevar los precios porque al final no te compran"", abundó.

Remarcó que a pesar de que se abran las importaciones, los protocolos zoosanitarios serán el límite de las mismas, por lo cual ""no se trata de que abran de golpe la puerta a estos alimentos"".

""Muchas plantas extranjeras no tienen protocolos para exportar al país, éstos se tienen que revisar caso por caso para saber sus posibilidades"", indicó.

Sobre otro tipo de carne, dijo que el cerdo ha tenido una mayor aceptación en la población, pues se ha incrementado tres kilos el consumo per cápita anual, al alcanzar 15 kilos.

""La carne de pollo es la que más se consume: son 30 kilos por persona al año; los principales países que comercializan pollo en territorio nacional son Estados Unidos y en menor medida Chile, nadie más lo hace"", dijo.

El consumo en 2012 fue de 3.39 millones de toneladas de pollo, porcino 1.8 millones, bovino 1.8 millones, y 179 de despojo de pavo, según datos del Comecarne.

Guillermo Máynez remarcó que la industria bovina pasa por una etapa crítica debido a que los niveles de producción no se han podido elevar más por los inventarios limitados de animales.

""Sin embargo, sigue creciendo a tasas muy pequeñitas, entre 2 o 3 por ciento anualmente"", aseveró.

Es de resaltar que otro producto que redujo su consumo es el huevo, el cual cayó casi 8 por ciento el año pasado, derivado de los aumentos de precios por la gripe aviar que afectó granjas de Jalisco.

 — AXEL SÁNCHEZ