18 de febrero de 2013 / 04:59 p.m.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación dijo que se tiene contenido el brote del virus "de alta patogenicidad” de influenza aviar H7N3, detectado en 12 granjas de la empresa avícola Bachoco.

"“Está contenido. Sí, hay un cerco sanitario coordinado con el gobierno del estado”", dijo en entrevista en Milenio Enrique Sánchez Cruz, director del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, de la Sagarpa.

El funcionario además reiteró que se descarta algún riesgo para el ser humano, ya que el virus detectado es "“exclusivo de las aves"”, aunque admitió que tiene un grado alto de contagio.

Sánchez Cruz además descartó que la detección de este virus genera alza en el precio del huevo y la carne.

La dependencia informó ayer de que otras cinco granjas afectadas fueron detectadas, con lo cual suman 12 las unidades productivas con presencia del virus.

El viernes pasado, Bachoco dijo que serían sacrificadas un total de 486 mil aves, procedentes de cinco granjas del mexicano estado Guanajuato (centro).

La Sagarpa señaló que diez de las granjas afectadas son de gallinas que ponen huevos para producción de pollo de engorde y dos de aves que producen huevo para consumo humano.

El servicio nacional de sanidad confirmó que se trata de "un virus de Influenza Aviar AH7N3 de alta patogenicidad", igual al que se presentó el año pasado en los estados de Jalisco (oeste) y Aguascalientes (norte) y que obligó a sacrificar 22 millones de gallinas productoras de huevo.

La secretaría de agricultura ""hizo la notificación correspondiente a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)"", añadió el comunicado.

El documento señaló que la población de las granjas con presencia del virus suma cerca de un millón de aves, pero aún se estudia el número de gallinas que podrían ser sacrificadas.

La gripe aviaria es una enfermedad infecciosa viral que afecta a las aves, aunque tiene suficiente potencial como para infectar al ser humano, el cerdo y el gato doméstico.

Redacción