16 de junio de 2013 / 11:31 p.m.

Monterrey.-   • La venta de autos nuevos y usados registra un repunte del 20 por ciento durante el presente año, pero esta cifra aún se queda corta en comparación al nivel que este sector ostentaba hace tres años.

Pese a que las condiciones de seguridad han mejorado, la crisis provocada por este factor fue de tal magnitud que los empresarios del ramo todavía no logran recuperarse, indicó la Asociación Regiomontana de Comerciantes de Autos.

Máximo Leza, presidente del organismo, refirió que les falta otro 20 por ciento de crecimiento para balancear sus pérdidas, el cual no lograrán en lo que resta del año.

"Está moviéndose más, se refleja en que se ven los socios muy ocupados; (…) percibo un repunte en las compras y ventas.

"Por un lado, baja por unas razones y, por las mismas razones, es curioso, pero también repunta", destacó el líder de los vendedores de autos.

Desde que los problemas de inseguridad arreciaron, uno de cada tres negocios del ramo prefirió cerrar o mudarse a otro estado, fenómeno que provocó un incremento en las ventas para aquellos lotes que desafiaron al miedo y mantuvieron sus actividades.

Leza apuntó que en lo que va del año no existen reportes de socios afectados por bandas del crimen organizado y los controles de seguridad se mantienen como desde hace varios años para minimizar cualquier posible incidente.

"No sé si sea un asunto de que nos hemos acostumbrado o que hemos enfrentado la sicosis o la inseguridad pidiendo ayuda a las autoridades o entre nosotros mismos apoyándonos.

“La mayoría si procuramos ser más precavidos, algunos trabajan incluso con las puertas de los negocios cerradas todavía, cuando van a permitir la entrada de una persona, a veces piden que se identifique primero.

"Por lo menos, nos ha hecho conscientes, siempre debimos haberlo hecho, pero nos ha hecho más conscientes de tomar precauciones", detalló.

Esas medidas de seguridad también se han aplicado a la hora de realizar transacciones de compra-venta, ya que adicional a los esquemas que aportan las instituciones oficiales con sus bases de datos, los empresarios investigan al cliente.

"Por eso, a la hora de vender un carro, por lo general podemos asegurar la procedencia legal de este", manifestó.

El sector de compra-venta de vehículos espera cerrar el año con un 25 por ciento de incremento comparativamente al mismo período del año pasado, impulsados por una mejora en la economía nacional y el componente de seguridad a la alza.

"No creo que recuperemos lo de antes de esta crisis de seguridad", concluyó Leza.

LUIS GARCÍA