26 de febrero de 2013 / 05:55 p.m.

La decisión que se tome sobre la medición del tráfico de llamadas y la determinación de la tarifa promedio ponderada, marcará el curso del litigio internacional interpuesto por Telefónica, dijo Francisco Gil Díaz, presidente para México de la empresa.

 

Ciudad de México • La decisión que tome la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la medición del tráfico de llamadas y la determinación de la tarifa promedio ponderada, marcará el curso del litigio internacional interpuesto por Telefónica Movistar.

Así lo afirmó Francisco Gil Díaz, presidente para México del operador celular, quien dijo que de resultarles desfavorable, esto les costaría cientos de millones de dólares y con ello el que se mantuviera el arbitraje internacional.

En reunión con medios, el también ex secretario de Hacienda comentó sin precisar la cifra, que el monto sería demasiado elevado debido a la posible retroactividad del pago que pudiera determinarse.

Telefónica Movistar interpuso un arbitraje internacional contra el gobierno de México, desde septiembre de 2011, debido al daño patrimonial por la reducción en el precio de las tarifas de interconexión hecha por la Comisión Federal de Telecomunicaciones.

SUSANA MENDIETA