8 de julio de 2013 / 01:31 p.m.

 Aunque el financiamiento que la banca comercial otorga al sector privado crece a doble dígito, cada vez lo hace a un ritmo con menor ímpetu.

De acuerdo con un análisis de BBVA Research, en mayo de 2013 la tasa de crecimiento anual del crédito que los bancos otorgan al sector privado fue de 10.3 por ciento en términos nominales, lo que representa el dato más débil desde el 10.1 por ciento de febrero de 2011.

Asimismo, fue menor al 11.6 por ciento registrado en abril pasado y al 16 por ciento con el que concluyó mayo de 2012.

La desaceleración también puede ser observada en términos reales, cifras del Banco de México revelan que el financiamiento al sector privado no bancario presentó un aumento de 5.1 por ciento anual, por debajo tanto del promedio de 7.9 por ciento del primer trimestre de 2013, como del 9.8 por ciento de todo 2012.

Al respecto, el área de análisis de Banorte Ixe señala que este rubro se seguirá desacelerando durante los próximos meses, en particular porque considera que el crédito al sector privado está convergiendo a su tasa natural de crecimiento.

Por segmentos, en mayo pasado la tasa de crecimiento nominal anual del crédito total al consumo fue de 15.6 por ciento, menor al 16.1 por ciento del mes previo y a la de igual mes de 2012, que se ubicó en 23.1 por ciento.

""El comportamiento del crédito al consumo y sus componentes de mayo de 2013 sigue reflejando la gradual desaceleración que éste ha mostrado desde la segunda mitad de 2012"", dice BBVA Research.

Lo mismo sucede con el financiamiento a las empresas, pues al cierre del quinto mes del año en curso, su alza nominal anual se colocó en 7.5 por ciento, pero estuvo por debajo del 9.5 de abril, y más aún del 14.7 por ciento de mayo de 2012.

""El crecimiento de mayo de 2013 es el más bajo que esta categoría de crédito ha registrado desde septiembre de 2010, y el menor ritmo de crecimiento de este tipo de crédito es consecuencia de la desaceleración del producto interno bruto"", considera el área de análisis de Bancomer.

Respecto al crédito a la vivienda, el crecimiento fue de 10.3 por ciento, índice superior al del mes anterior, de 10.1 por ciento, pero fue menor al 11 por ciento de mayo del año previo.

Banorte Ixe acepta que las condiciones crediticias en México se han vuelto más restrictivas debido a la moderación que ha presentado la economía en México —en el primer trimestre del año el producto interno bruto creció solo 0.8 por ciento—, lo cual ha impactado negativamente en el ingreso de los hogares y sobre su capacidad de pago.

Añade que lo anterior se demuestra en el menor dinamismo de crecimiento visto en la masa salarial, que ha sido un factor influyente en el aumento que se ha presentado en el índice de la cartera vencida en los últimos meses.

 — BRAULIO CARBAJAL