30 de agosto de 2013 / 02:05 p.m.

México  • Boletos de avión gratis, reservaciones en los mejores hoteles del mundo, seguro de accidente en viajes, protección médica de emergencia en el extranjero, garantía extendida en la compra de un producto y hasta asistente personal que se encargue de enviar flores a tu nombre son solo algunos de los beneficios que ofrecen las tarjetas de crédito premium.

Sea por estos beneficios o por los que sea, este tipo de plásticos, ya sean oro o platino, han tenido un auge importante en los últimos dos años, pues de acuerdo con el Banco de México (Banxico) su número se ha elevado poco más de 50 por ciento, cifra superior al 18.5 por ciento que registra el total del sistema hace dos años.

El último indicador básico de tarjetas de crédito del instituto central —que solo mide las micas que están al corriente en sus pagos— revela que a la fecha existen 4 millones 316 mil tarjetas de crédito exclusivas, 50.1 por ciento más que los 2 millones 874 de 2011.

Lo cierto es que en los últimos años se ha observado un crecimiento importante en la categoría, porque desde hace tiempo se revisaron patrones de consumo de la población, los cuales arrojaron que hay tarjetahabientes que requieren un producto mejor, adecuado a sus necesidades, dijo en entrevista Mauricio Braverman, director ejecutivo de productos Visa México.

“En los últimos cinco años hemos hecho un esfuerzo muy importante por robustecer la categoría y hoy en día nos sentimos muy cómodos de que los productos que tenemos son atractivos para este segmento”, subrayó.

Por su parte, Marco Carrera, director de educación financiera de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), destacó todas las ventajas adicionales que ofrecen los plásticos premium.

Los beneficios dependen del tipo de plástico que se tenga, entre ellos se encuentran millas con alguna aerolínea, puntos canjeables o hasta diversos seguros, indicó.

Sin embargo, continúa Carrera, se debe advertir que entre mayores sean los beneficios ofrecidos, en la mayoría de los casos más elevado será el costo anual de la mica.

De acuerdo con el Banxico, la anualidad de las tarjetas de crédito doradas pueden alcanzar hasta los mil 200 pesos, como la de The Gold Elite Credit Card que ofrece American Express.

En tanto, las platino llegan a tener una comisión anual de hasta 2 mil 250 pesos, que es el costo de Scotia Travel Premium, de Scotiabank.

Las tarjetas destinadas al sector de la población con mayores ingresos pueden llegar a contener líneas de crédito que superan los cien mil pesos, esto luego de que el intermediario financiero realice una evaluación del cliente, que corrobore que cuenta con los recursos económicos y no caiga en sobreendeudamiento.

Ante la posibilidad de caer en este riesgo, derivado de los elevados márgenes de financiamientos, Mauricio Braverman indicó que éste es bajo, porque la mayoría de los usuarios de estos productos ya han tenido experiencia previa con otras herramientas financieras.

“Definitivamente esa no es la primera tarjeta que tienen, generalmente se le da a alguien que ya demostró experiencia, y básicamente el producto que tenía le quedó chico y ésta es una evolución”, dijo.

Marco Carrera dijo a MILENIO que uno de los motivos del auge en las tarjetas exclusivas es que se ha convertido en un factor de estatus, donde las personas se dejan guiar más por la moda que por realmente conocer y necesitar el producto.

“Lamentablemente mucha gente se deja ir más por el color, escucha que sus amigos tienen tal tarjeta y la quieren tener, sin saber qué implica”, subrayó.

El especialista recomendó que antes de buscar una tarjeta premium es importante destinar un poco de tiempo a averiguar qué tipos de beneficios ofrecen las diferentes marcas e identificar si éstos son o no adecuados a sus necesidades.

:claves

Menor riesgo

-Es una ironía que, en la mayoría de los casos, las tarjetas premium tienen un costo inferior al de las clásicas, esto porque el riesgo de impago es menor, al ser clientes con experiencia, coincidieron expertos de Visa y de la Condusef.

-El costo anual total de los plásticos exclusivos oscila entre 20 y 56 por ciento del crédito usado; sin embargo, en una clásica puede ir de 40 a 88 por ciento.

-Si bien es cierto que la comisión por anualidad es elevada en estos plásticos, en el sistema bancario se pueden encontrar tarjetas exentas de ella, tal es el caso de la oro de Inbursa, la UniSantander–K y la In Gold e In Platino, ambas de Banregio.

 — BRAULIO CARBAJAL