20 de mayo de 2013 / 01:29 p.m.

A diciembre de 2012, el número de tarjetas de crédito de los clientes no totaleros —quienes solo pagan el monto mínimo y, por lo tanto, generan intereses— se ubicó en 9 millones 214 mil 167, un incremento de 7.2 por ciento respecto a los 8 millones 595 mil 114 plásticos del mismo periodo de 2011.

El más reciente estudio del Banco de México (Banxico), llamado “Indicadores básicos de tarjeta de crédito”, también señala que el total del saldo otorgado por las instituciones bancarias a estos usuarios ascendió a 184 mil 99 millones de pesos, un aumento de 14.1 por ciento en comparación con el año previo, cuando fue de 161 mil 229 millones de pesos.

Sin embargo, 91.8 por ciento de esta cartera se encuentra distribuida en solo cinco bancos: BBVA Bancomer, que tiene 67 mil 585 millones de pesos; Banamex, 49 mil 317 millones; Santander, 30 mil 274 millones; Banorte-Ixe, 11 mil 459 millones, y HSBC, con 10 mil 475 millones de pesos.

Asimismo, detalla que 86 por ciento de los clientes no totaleros está concentrado en el mismo número de entidades financieras, pero con la variante de que BBVA Bancomer registra 3 millones 389 mil 601 clientes; Banamex, 2 millones 132 mil 734; Santander, 1 millón 211 mil 213; BanCoppel, 664 mil 242, y Banorte-Ixe, 532 mil 392 de usuarios.

El reporte, que excluye las tarjetas que solo son aceptadas en comercios específicos, señala que la tasa de interés efectiva promedio ponderada (TEPP) —el costo del crédito— entre las instituciones que ofrecen este servicio es de 30.4 por ciento, pero se puede observar que BanCoppel cobra la tasa más elevada, con 65 por ciento; seguido de BNP Paribas, 62.6 por ciento, y ConsuBanco, 53.1 por ciento.

Por el contrario, BBVA Bancomer es la entidad con la tasa más baja, al cobrar 27.1 por ciento del total del crédito, en el segundo peldaño está Inbursa, con 27.6 por ciento, y en el tercer puesto Santander, que en promedio cobra a sus clientes 28.3 por ciento del monto que presta.

Añade que en el periodo referido, la cantidad de tarjetas que se colocaron en el mercado entre clientes totaleros —quienes al liquidar toda su deuda no pagan intereses— y no totaleros fue de 15 millones 833 mil 76, lo que significa que hubo un aumento de 9.2 por ciento.

El saldo que se facilitó a ambos tipos de clientes subió a 231 mil 899 millones de pesos, desde los 199 mil 704 millones de 2011.

Precisa que si se toma en cuenta a totaleros y no totaleros, 27.5 por ciento del crédito concedido no causó intereses, debido a que se otorgó con promociones a tasa cero, 20.1 por ciento se dio a tasas con intereses preferenciales y 52.4 por ciento restante fue dado a tasas sin ninguna promoción.

Finalmente, el Banxico señala que en diciembre de 2012 los usuarios totaleros fueron los que mejor aprovecharon los créditos ofrecidos por los intermediarios al tomar alguna clase de promoción, pues del monto final autorizado, 60 por ciento fue aprovechado por éstos.

— BRAULIO CARBAJAL