30 de mayo de 2013 / 12:18 a.m.

Ciudad de México • Tras reiterar que el crecimiento económico de México "está quedando a deber", el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, destacó la urgencia de crear las condiciones para mejorar la productividad del país, que es uno de los ejes centrales en las reformas propuestas por el gobierno federal.

En la conferencia de tecnologías emergentes del Instituto Tecnológico de Massachusetts, realizada en el Tecnológico de Monterrey, expuso que si bien México espera un crecimiento mayor al de Estados Unidos, Europa y algunos países de América Latina, aún es insatisfactorio para combatir la pobreza y generar nuevos y buenos empleos.

La víspera, el funcionario calificó de "abiertamente insatisfactorio" el crecimiento económico de 3.1 por ciento previsto para la economía mexicana en este año, tras la revisión a la baja que se hizo desde el 3.5 por ciento estimado originalmente.

En ese sentido, afirmó que muchas de las reformas propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto, como la enfocada a telecomunicaciones y en materia energética, tienen como objetivo principal elevar la productividad del país.

En el caso de la adopción de nuevas tecnologías, el funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) admitió que en México existe un importante retraso en su implementación, como es el caso de la banda ancha.

De ahí que la reforma en telecomunicaciones busca, a través de la competencia económica, resolver el problema y que cualquier empresa tenga acceso a Internet de banda ancha y a bajos precios, sostuvo.

También comentó que hay otra tecnología que a pesar de no ser emergente, aún no es adoptada en México, que es la fracturación hidráulica, que permite explotar el gas y el petróleo de forma eficiente.

"Para eso es la reforma energética, para que podamos adoptar tecnologías que hoy por nuestras restricciones, no estamos pudiendo adoptar y desarrollar", apuntó.

El titular de Hacienda aclaró que no se trata sólo de tomar tecnologías, sino de generar su adopción con impulso a la inversión en investigación y desarrollo, así como el apoyo a las patentes mexicanas, lo cual -recordó- se incluye en la reforma financiera.

NOTIMEX