18 de mayo de 2013 / 04:37 p.m.

México  • El presidente Enrique Peña Nieto admitió que los índices de crecimiento de nuestro país en el primer trimestre del año no son satisfactorios, luego de que el INEGI diera a conocer un crecimiento de 0.8 por ciento de la economía al cierre del primer trimestre.

Debido a que el mercado internacional no ofrece posibilidades de expansión de la economía, el mandatario federal urgió a mejorar y propiciar condiciones en el mercado interno para poder ofrecer posibilidades de crecimiento.

"Si no existe un estímulo externo para nuestro crecimiento económico, debemos impulsar aquí reformas de carácter estructural y políticas públicas que nos permitan fortalecer el mercado interno. Si no hemos crecido es porque el mundo tampoco está creciendo", explicó el titular del Ejecutivo enToluca, durante su participación en la inauguración de la planta de café soluble de Nestlé.

Por ello insistió en reforzar las reformas del Pacto por México, para que se tenga un camino más acelerado y con mejor desarrollo.

También insistió en que el crecimiento de la economía podrá abatir la pobreza y será obligación del Estado vigilar que ésta sea más igualitaria, por lo que no cejarán en dicho esfuerzo.

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, aclaró que el comportamiento de las exportaciones no petroleras, que crecieron apenas 0.1 por ciento en el primer trimestre del año, fue el principal factor que afectó la expectativa de crecimiento de México..

En entrevista radiofónica con Joaquín López Doriga, el titular de Hacienda reiteró que el ajuste se hizo a la baja del PIB para 2013, al pasar de 3.5 a 3.1 por ciento.

Aclaró que esto no quiere decir que el país esté en recesión o que se esté ante una caída del PIB, pero sí que crecerá a un ritmo más lento a lo anticipado.

Dijo que si bien éstas no son buenas noticias, son una motivación para apurar las acciones: "voltear a ver los motores internos del crecimiento, lo que implica acelerar el paso en las reformas que impulsan el crédito, la competencia y los empleos formales con mejores salarios".

Las reformas, insistió Videgaray, deben fortalecer el mercado interno, pues aceptó que ese 3.1 por ciento está por debajo de lo que necesita el país.

"Las otras reformas se están trabajando conforme al Pacto por México”, como la financiera y la energética; “este será un año de mucho trabajo en el ámbito, es la gran oportunidad que tenemos, existen las condiciones de acuerdo político", insistió.

El hecho de que sea nulo prácticamente el incremento de las exportaciones es porque el entorno externo afecta a la economía mexicana, argumentó. "Estados Unidos tiene crecimiento por debajo de lo esperado y siguen sin salir de la enorme crisis de 2008. Europa sigue siendo crítica y están en franca recesión".

EL ANUNCIO

En conferencia de prensa, el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela Rodríguez, hizo el anuncio oficial sobre la reducción en la perspectiva de crecimiento. Indicó que con base en la información del INEGI, Hacienda estima que México crecerá en 2013 a una tasa de 3.1 por ciento en términos reales, en lugar del 3.5 por ciento pronosticado.

Anterior a este acto, el INEGI publicó el dato de crecimiento del producto interno bruto (PIB) del primer trimestre de 2013, el cual fue de 0.8 por ciento anual.

Con cifras desestacionalizadas, el crecimiento del PIB para este periodo asciende a 2.2 por ciento en términos reales.

La diferencia entre estas dos cifras es resultado de que 2012 fue un año bisiesto y de que las vacaciones de Semana Santa tuvieron lugar en abril en 2012, mientras que en 2013 fueron en marzo. Lo anterior implica un menor número de días laborales en el primer trimestre de este ejercicio.

También el INEGI publicó el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de marzo, el cual registró una disminución anual de 1.8 por ciento, mientras que el consenso de los analistas esperaba una caída de 0.7 por ciento. Al ajustar por estacionalidad, el IGAE tuvo un crecimiento de 2.2 por ciento.

Asimismo, el pasado 10 de mayo el INEGI reportó una caída para la producción industrial de marzo de 4.9 por ciento anual. Al eliminar la estacionalidad, la actividad industrial tuvo un crecimiento anual de 0.6 por ciento.

El informe del instituto agrega que durante los primeros meses de 2013 ha continuado la desaceleración que registra la demanda externa desde la segunda mitad de 2012. El debilitamiento de las exportaciones ha comenzado a reflejarse en el desempeño de algunos indicadores de la demanda interna.

Asimismo, durante el primer trimestre del presente año las exportaciones no petroleras en dólares nominales se mantuvieron prácticamente sin cambio, con un incremento de solo 0.1 por ciento

Aportela aceptó que la disminución del crecimiento económico esperado para 2013 tiene implicaciones para el manejo de las finanzas públicas nacionales. "Al contarse con un menor dinamismo económico, la recaudación tributaria puede verse reducida, a la vez que pueden reducirse los ingresos de las entidades de control presupuestario", anticipó.

"El gobierno federal realizará una evaluación de aquellos rubros de gasto que podrían ser susceptibles de revisión. Asimismo, se utilizará la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para revisar los procedimientos que sea necesario y, en su caso, utilizar el Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros".

Y es que el menor crecimiento económico tiene implicaciones sobre el desempeño de los ingresos; la ley prevé que lo primero que se utiliza es el Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, y después se tendrían que hacer ajustes de gasto, aclaró el funcionario.

Además de recordar que se cuenta con una herramienta adicional, el decreto del pasado del 10 de diciembre de Responsabilidad de Presupuesto y Manejo Eficiente de los Recursos Públicos, que incluye indicaciones de cómo ajustar el gasto.

 MIRIAM CASTILLO Y ANTONIO HERNÁNDEZ