23 de abril de 2013 / 02:26 p.m.

 

El director general de Grupo Financiero Banorte, Alejandro Valenzuela, afirmó que los bancos deben tener mayor ética y responsabilidad al otorgar créditos e informarle a sus clientesque no son sujetos para dárselos o que pueden endeudarse de manera descontrolada al pedir financiamiento a una institución financiera.

""Llega un momento en que la institución también debe decir: ‘oye, no te conviene agarrar este crédito porque te va a ahorcar’. A lo mejor la gente dice que no está de acuerdo y quiere discutirlo, pero que haya corresponsabilidad, que sepamos también que en un momento dado, generar un préstamo adicional en ciertos circuitos financieros va a complicar la situación de la gente. Ciertamente, ahí la banca también tiene mucho que progresar. Actuar mayor ética, con mayor responsabilidad y visión"", destacó.

Previo a la presentación de la iniciativa de reforma financiera por parte del gobierno, Valenzuela aseguró que se espera una propuesta enfocada en aumentar la penetración financiera entre toda la población y dar mayor certidumbre para los bancos en el sistema jurídico.

"“Habrá que ver los detalles para entender la magnitud de la reforma; seguramente habrá cuestiones que nos alienten inmediatamente y en otras tendremos que adaptarnos a las nuevas reglas, pero si va en el sentido de tener un sector financiero más profundo, bienvenido"”, destacó.

En entrevista con MILENIO, añadió que una de los puntos centrales de esta iniciativa de reforma que forma parte del Pacto por México, referente al cobro de garantías por parte de lo bancos en caso de impago de algún cliente, es fundamental para reducir el costo del crédito a la población.

"“Tenemos todavía un entorno donde justos pagan por pecadores, y eso incrementa el costo. Cuando un banco no puede recuperar un crédito, como un automotriz o un hipotecario o una tarjeta de crédito, esto encarece el servicio para los demás. Esto es injusto. Son de estos costos transaccionales que México debe de reducir y que van a permitir ser una economía mucho más competitiva, productiva y justa"", destacó.

En ese sentido, comentó que si los documentos no están correctos, recuperar una casa puede llevar cinco o seis años, lo cual es intransitable. En tanto, recobrar un coche es prácticamente imposible.

Respecto del aumento del crédito, Valenzuela destacó que ante el actual entorno de estabilidad macroeconómica, ahora se deben perfeccionar las leyes en el aspecto judicial para reducir costos, así como reforzar el tema de los burós de crédito y la educación financiera.

""Tenemos un sector financiero que está bien capitalizado, con liquidez, hemos aprendido de las crisis del pasado y se ha formado una cultura de la banca que se perdió con la nacionalización de 1982. Ya llevamos 17 años rehaciendo esto. Se ha generado el marco institucional para poderlo hacer, ahora lo que falta es perfeccionar. Las leyes están muy claras pero aún faltan los temas del circuito judicial que deben de mejorarse. Que la gente entienda los pros y contras del circuito financiero. Hay más transparencia, la Condusef está ayudando a trasparentar los temas, con lo que la letra chiquita no queda escondida, eso es fundamental"", comentó.

En términos generales, dijo que se espera que la iniciativa de reforma financiera tenga como espíritu solicitar al sector financiero que dé lo mejor de sí para ayudar a crecer al país a tasas superiores a 5 o 6 por ciento, tal y como ha ocurrido en otros países.

""Nadie niega el diagnóstico económico en el país. Ahora el reto es pasar a la ejecución de los temas. Hay un enorme optimismo porque se ha comenzado este gobierno con buena cadencia y con rumbo; ver reformas como la laboral, la educativa, a pesar de las tensiones que está generando, la de telecomunicaciones y la financiera y ver la posibilidad de una energética o hacendaria, pues justamente se está discutiendo temas que se han visto desde hace 15 años y que hoy se están suscitando""

, dijo.

 — ANTONIO HERNÁNDEZ