8 de julio de 2013 / 01:01 p.m.

Monterrey• Ante la expectativa de que la reforma financiera traerá una mejora en el crédito hacia las pequeñas empresas, en el Estado la necesidad de financiamiento supera a lo que realmente se otorga, al ser frenado por las altas tasas de interés, así como los procesos de tramitación para acceder a ellos.

Tan sólo en Canacope, uno de los gremios importantes de la localidad con 5 mil 300 microempresarios de Nuevo León, apenas el 1 por ciento ha logrado acceder al crédito de una necesidad de un 30 por ciento de los socios, aseguró Catalina Domínguez Estrada, presidenta de esta Cámara.

Explicó que los microempresarios requieren créditos que van desde los 20 mil, 150 mil y 500 mil pesos para la ampliación de sus negocios y capital de trabajo, sin embargo no acceden a ellos porque las altas tasas de interés que manejan las instituciones bancarias y que llegan a ser del 50 por ciento.

“(Ha sido difícil acceder a créditos) por las políticas y los requisitos que solicitan (…) ahorita son caros los créditos, son muy altos y que se supone es uno de los temas en la reforma financiera.

“Ahorita las tasas están arriba del 20 por ciento anual, y que no se vayan con una Sofom porque pasa del 50 por ciento, estamos hablando de un 3 por ciento mensual pero es el valor que le ponen al dinero”.

Dijo que una tasa de interés “ideal” y cómoda para los pequeños comerciantes podría ser entre un 10 y 12 por ciento.

La Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI), reporta una situación similar. Aproximadamente un 26 por ciento de los negocios acceden a financiamiento, señaló Roberto Gallardo, director del gremio empresarial.

Coincidió en que es difícil acceder al crédito bancario para los pequeños empresarios: “La gente que está afiliada con nosotros nos reporta que se les discrimina, se les trata mal y que sienten que de alguna manera su negocio que pueden llevar a la banca no es deseable para ellos”.

En el caso de Caintra Nuevo León, un 68 por ciento de las pymes recibieron algún tipo de financiamiento principalmente de la banca comercial, el destino de este financiamiento fue en un 51 por ciento para la compra de maquinaria y equipo y un 40 por ciento para el capital del organismo, de acuerdo con información proporcionada por la Cámara.

Un análisis de la firma Aregional señala que las altas tasas de interés siguen siendo uno de los principales impedimentos para el financiamiento adecuado hacia las pequeñas empresas, debido a los altos márgenes de intermediación financiera aplicado por la banca comercial, también para un REPECO la situación es más difícil, ya que no cuentan con un historial crediticio por lo que no proveen las garantías necesarias.

Hasta este primer trimestre el Banco de México reportó que a nivel nacional el 29.2 por ciento de las empresas de hasta 100 empleados obtuvieron créditos de la banca comercial.

“Según los anuncios del gobierno, las “nuevas modalidades” del sistema nacional de garantía va a mejorar el acceso al crédito de las Pymes de dos formas: mayor inclusión crediticia de negocios que antes no eran sujetos bancarios y mejores condiciones para las empresas que ya tenían acceso al crédito”, detalla el documento de Aregional.

El análisis agrega que del periodo del 2005 al 2009, el 15 por ciento de las micro empresas, el 27 por ciento de las pequeñas y el 43 por ciento de las medianas empresas obtuvieron una línea de crédito o crédito simple a largo plazo de acuerdo con la fuente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Luis de Gárate Pérez, socio del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), y catedrático universitario en finanzas corporativas, explicó que la reforma financiera viene a establecer mayores garantías para los Bancos sin embargo la figura del arraigo planteada en esta iniciativa no es bueno para un ambiente de negocio.

“Una Reforma Financiera debe fomentar el ambiente de negocios el cual tiene que estar basado en la buena voluntad de ambas partes, si se ponen figuras de esa naturaleza (arraigo) eso no sería propicio para un ambiente de negocio”.

Agregó que en promedio los créditos a los que acceden los microempresarios rondan en los 500 mil pesos, pero una institución financiera no presta a negocios que tengan menos de dos años en el mercado.

ALEJANDRA MENDOZA