NOTIMEX
6 de noviembre de 2013 / 01:33 a.m.

México.- La crisis económica mundial ha tenido un profundo impacto en el bienestar de las personas, aunque en Alemania, Rusia, México y Suecia la satisfacción de vida promedio subió moderadamente, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En su reporte ¿Cómo es la vida? expuso que el impacto de la crisis ha ido más allá de la pérdida de empleo y de ingresos, al afectar la satisfacción de los ciudadanos con su vida y su confianza en los gobiernos.

Señala que el bienestar subjetivo se deterioró en los países más afectados por la crisis, ya que entre 2007 y 2012, la satisfacción de vida promedio se redujo en más de 20 por ciento en Grecia, 12 por ciento en España y 10 por ciento en Italia.

Sin embargo, se registraron aumentos moderados en Alemania, Israel, Rusia, México y Suecia, de acuerdo con el organismo internacional.

El informe de la OCDE revela también que los ciudadanos de los países de la zona euro más afectados han perdido la confianza en sus gobiernos e instituciones.

Así, la confianza de las personas en estos países cayó en 10 puntos porcentuales en los cinco años previos a 2012.

En tanto, en los 34 países de la OCDE en su conjunto, menos de la mitad de los encuestados dijo que confiaban en sus gobiernos, el nivel más bajo registrado desde 2006.

Para el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, este informe es una llamada de atención para todos los países.

"Es un recordatorio que el propósito central de política económica es de mejorar la vida de la gente. Tenemos que repensar la forma de colocar las necesidades de las personas en el centro de la formulación de políticas", sostuvo.