2 de agosto de 2013 / 02:28 p.m.

México• El Banco de México informó que en junio las remesas sumaron mil 945.3 millones de dólares, 7.2 por ciento menos respecto a junio de 2012 y 4.4 menos que el mes anterior.

Con el dato de junio suman 12 meses en que el nivel de remesas se contrae, aunque la mejoría en el mercado laboral de Estados Unidos hace prever que la tendencia se revertirá en los próximos meses.

Banorte-Ixe Casa de Bolsa señaló que en EU el desempleo de los trabajadores mexicanos sin ciudadanía ha presentado una trayectoria descendente en los últimos meses, mientras que los indocumentados han mostrado una significativa alza.

Ello implica que la caída en la tasa de desempleo se ha dado en un contexto donde el número total de trabajadores mexicanos ha aumentado, lo cual sugiere que el flujo podrá presentar un mejor desempeño, ya que los migrantes mexicanos sin ciudadanía tienden a enviar un monto mayor de remesas que los migrantes con ciudadanía.

Con respecto al por qué han disminuido las remesas, un estudio de BBVA Research revela que la variación en el envío depende estrictamente del empleo de los migrantes mexicanos en EU y de la paridad entre el peso y el dólar, en el que el primero es un determinante a largo plazo, y el segundo a corto.

De esta forma, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Research, señaló que 98 por ciento de las remesas que recibe México provienen de EU; sin embargo, debido a la crisis económica de 2008, migrantes mexicanos perdieron participación en el empleo que a la fecha no han logrado recuperar.

En este sentido detalla que los sectores más afectados fueron la construcción, la manufactura y el comercio, donde se concentraban 51 por ciento de los mexicanos. “Tras la crisis, EU ha tenido una mayor demanda en sectores que dependen de un mayor nivel de escolaridad, pero el bajo índice de los mexicanos no ha permitido que encuentren cabida”, dijo.

En tanto, Bart Pattyn, presidente de Coface para América Latina, aseguró que este fenómeno se debe a que un mayor número de connacionales está regresando a México, debido a que están viendo mejores condiciones para trabajar.

Respecto al tipo de cambio, su comportamiento afecta directamente, dado que cuando éste aumenta, el valorde las remesas tiene un mayor valor al transformarse en moneda local y, por lo tanto, es

un incentivo para que los migrantes envíen más, dijo Carlos Serrano.Detalló que México ha presentado fluctuaciones importantes en los últimos años, y desde 2012 inició con una atendencia decreciente —más valor del peso—, periodo que coincide con la etapa de caídas que han presentado mes a mes.

Otro factor, indicó el especialista, son los salarios que perciben en EU los migrantes mexicanos, pues según un estudio del área de análisis de Bancomer, éstos han permanecido estancados desde 2005.

SILVIA RODRÍGUEZ Y BRAULIO CARBAJAL