JAIR RAMOS | @jairmultimedios
13 de octubre de 2016 / 04:37 p.m.

Las cinco anotaciones en once partidos sin duda es una cifra baja de efectividad para un delantero como André-Pierre Gignac, quién en el presente torneo, ha fallado opciones claras de gol dejando en claro que se encuentra en una mala racha como artillero, sin embargo para la directiva felina, este tema no preocupa ya que un goleador nato como el francés explotará en cualquier momento.

“Claro que nos gustaría a nosotros que meta goles y todo pero hay que acordarnos que esto es un equipo, no dependemos de un solo jugador si no que dependemos del funcionamiento del equipo y creo que se van a dar las cosas tarde o temprano”, mencionó Miguel Ángel Garza, directivo de Tigres.

Si Gignac despierta su hambre de gol no hay mejor etapa que ésta se dé en la Liguilla.

“Tiene mucha calidad y el que no haya anotado, pues ha tenido las oportunidades para anotar, entonces es cuestión de tiempo para que se venga, siempre pasa eso con los delanteros, pasan por un periodo de sequía y después vienen los goles que ojalá que estén guardados para la otra etapa”, añadió Garza.

Hablando de franceses, el delegado deportivo tocó el tema de Andy Delort, elemento que se espera venga de menos a más.

“Igual que todos los jugadores, nosotros tenemos un equipo que lo que queremos es que sea competitivo en todas sus áreas y creo que él viene a formar parte o a complementar al equipo que ya teníamos aquí para hacerlo más fuerte y poder participar en los dos torneos y creo que ha cumplido con las expectativas hasta el momento”, sentenció.

Tigres buscará en esta recta final su primera meta del semestre, terminar entre los primeros cuatro equipos, si son el número uno, que mejor.

“Nos gustaría siempre estar en el número uno y ser el número uno en todo. Pero lo que viene la Liguilla es lo más importante de todo”, finalizó.