roberto flores | @betoflores67
21 de febrero de 2017 / 03:47 p.m.

Sumamente molesto porque les echan la culpa a miembros de su equipo de incitar a la violencia y provocar la golpiza que recibieron aficionados de Tigres en Veracruz, Damián Álvarez no se guardó nada y calificó estas aseveraciones como “una mamada”.

El “Enano” dijo que antes de culpar a nadie se deben tomar medidas suficientes para garantizar la seguridad de las personas que van a disfrutar de un partido de fútbol, independientemente del equipo que sea.

Que un jugador supuestamente haya festejado un gol, ¿eso es un motivo para que uno vaya con un palo, un pica hielo, a golpear a una persona que trata de proteger a un niño en la reja y vayan a golpearlo tres personas?

¿Eso es un motivo? Que André (Gignac) haya ido a gritar un gol, qué bajeza, la verdad. No hay ningún motivo para que una persona vaya a agredir a otra por el gusto de lastimarlo. ¿Eso te da placer? No sé, yo le preguntaría a las personas que hicieron eso si les da placer, ¿si lo hace sentir hombre? Es una mamada”, expresó tajante y enojado.

Al pedirle un mensaje para la afición de Tigres de cara al partido de este miércoles contra Pumas en la Concachampions, Álvarez dijo que le interesa saber cómo se encuentran todos los hinchas felinos que fueron lesionados el viernes en las tribunas del Luis “Pirata” de la Fuente.

Antes que decir algo creo que el mensaje lo tenemos que recibir nosotros (equipo), me interesaría mucho saber cómo están las personas que fueron heridas el fin de semana pasado, de ahí en más poder, no suplicar, saber que esto es un espectáculo. Es algo que es para disfrutar, no es para ver quién es el más fuerte, quien golpea más, quien es el más chingón.

Lo único que pido es que sean conscientes de que vayan a ver un partido de fútbol, que lo gocen. Nuestra gente siempre se ha comportado de maravilla, ojalá que gente de Pumas que pueda venir los puedan recibir bien, que no haya ningún tipo de inconveniente con ellos”, indicó en conferencia de prensa posterior al entrenamiento en el Universitario.

- ¿Crees que ya es momento de tomar medidas drásticas como se ha hecho en otros países, como por ejemplo en Argentina donde ya no hay aficionados visitantes en los partidos?
Es muy fácil pedir sanciones, el tema es de la gente. Estamos proponiendo sacar los alambrados, hacer esto modelo europeo, si se te brincan un alambrado de seis metros, cómo vas a pedir que se juegue de esa manera. Es un tema social.

¿Cómo haces para controlar 50 mil personas? Con que 20 o 50 personas tengan esas intenciones dentro de la cancha, por más que impongas multas, se habla de vetos. Me importa que la gente tenga la seguridad suficiente de ir a un partido de fútbol y no que le tiren algo en la cabeza o entre alguien con un pica hielo. Es la primera vez que veo algo de eso”, precisó.