DIEGO ARMANDO MEDINA 
20 de julio de 2015 / 07:19 p.m.

Un sentimiento de frustración, eso fue lo que sintió Jürgen Damm en su primer partido oficial como jugador de Tigres, luego de disputar la Ida de la Semifinal ante el Internacional de Brasil.
El volante consideró que Tigres merecía un mejor resultado que una derrota. Eso sí, aseguró haberse quedado corto en su aporte ofensivo, algo que buscará mejorar con el paso de los partidos.

“La verdad que me costó (el debut). Fue un partido en el que no pude aportar mucho a la ofensiva; en los primeros minutos lo importante era defender, que no nos siguieran anotando y la verdad (quedé) un poco frustrado por no haber podido aportar mucho a la ofensiva, de mostrarme. Ahora, trataré el partido que viene, si me dan la confianza, hacerlo de la mejor manera”, comentó el ex Pachuca.
¿Qué pasó por tu cabeza cuando an rápido ya perdían por dos goles?
“Fueron minutos que uno quería que esto se acabara, eran muchos avances del equipo del Inter. Tuvimos algunas fallas, pero en este partido tenemos que aprender de los errores, salir concentrados, ya con el tiempo el equipo se asentó y demostró que se puede y ahora, en casa, con nuestra afición tenemos que sacar provecho de eso”.

Los Tigres entrenaron en El Volcán en su penúltimo día de preparación para la vuelta ante el Internacional. Este martes cerrarán sus entrenamientos en La Cueva de Zuazua a las 10:00 horas, a puerta cerrada.