DIEGO ARMANDO MEDINA
20 de junio de 2015 / 08:45 p.m.

Jürgen Damm y los incomparables ya tuvieron su primera conexión, se saludar, abrazaron, convivieron y se tomaron fotografías, algo que dejó muy contento al nuevo jugador de los Tigres.

La tarde de este sábado, el volante dedicó una hora de su día para conocer a la que será su nueva afición y el jugador quedó muy contento al atender a cerca de 300 personas que felices le pedían el autógrafo y la foto del recuerdo.

"Es importante convivir con la afición, desde que vine sabia como es el ambiente acá y es importante empezar a relacionarte con ellos que cada 15 días están apoyando y contento de convivir con ellos un poco", dijo.

Damm jamás había vivido algo similar en su anterior club y su rostro lo dejaba ver. Jürgen en todo momento disfrutó de su cercanía con la afición misma que le daba consejos y mensajes de aliento y apoyo para su nuevo reto con los auriazules.

"La verdad me sorprende la afición acá es muy metida con el equipo, es algo de las cosas que me hizo venir acá, la afición que tiene, el plantel el potencial que tiene y entonces estoy muy contento de todo lo que rodea esta institución y ojalá Dios quiera pueda regalarles muchas alegrías", señaló.

Incluso hasta un Rayado se coló entre los felinos y le robó una fotografía a Jürgen Damm algo que lo hizo reír y desató un pequeño abucheo entre los presentes en tono de broma.

¿Que tanto te decía la gente cuando te saludaba?

"Lo mas importante para ellos es el clásico porque siempre que subían (conmigo) me decían que hay que ganar el clásico, entonces es importantísimo hacerlo se que el impacto que tiene en la gente es muy grande y espero regalarles alegrías en los clásicos y todas las Ligas que juguemos", aseguró.