9 de enero de 2013 / 02:30 p.m.

Monterrey  Aunque la “marca Nuevo León” comienza a recuperarse al tener una mejoría en la percepción de seguridad para el estado, ésta es más débil que hace 10 años, debido a la competencia que enfrenta con otras entidades y a que en este año se sumaría la afectación que tendrá en las empresas el incremento al Impuesto Sobre la Nómina (ISN).

Eugenio Clariond Rangel, presidente de Caintra Nuevo León y Horacio Campaña, presidente de Index Nuevo León coincidieron en que después de tener indicadores negativos de violencia en la entidad actualmente hay una recuperación, sin embargo, le resta atractivo el que se aprueben incrementos a impuestos.

“La marca Nuevo León históricamente ha sido muy fuerte y en los últimos años se debilitó con la violencia y competencia entre otras regiones del país, ahora está más débil que hace 10 años.

“Es menos atractivo que cuando no existía este incremento al Impuesto Sobre Nómina, definitivamente afecta negativamente a la marca Nuevo León el que haya este impuesto adicional, hicieron menos atractivo al Estado”, señaló Horacio Campaña.

El representante de Index dijo que la marca ha sido fuerte porque tiene una base manufacturera eficiente y muy competitiva, sin embargo se debilitó por la ascensión de otras plazas ubicadas en el centro del país.

Señaló que en este año la marca puede ser favorecida porque ha mejorado la percepción en algunos rubros como el robo de autos (del que se refirió como difícil de alterar) y porque se prevé que se fortalezca la actividad manufacturera en Estados Unidos.

“Las manufacturas en Estados Unidos siguen muy bien y eso nos posiciona para que las empresas de aquí tengan un buen año, pero desde el punto de vista negativo seguimos con una subida de impuestos”.

Respecto a la mejoría en el tema de inseguridad, señaló que visitantes de las empresas extranjeras están comenzando a venir con menos preocupación a la entidad y los ejecutivos de los que dependen para inversiones adicionales también se están animando a venir.

Sin embargo de recrudecerse la inseguridad o de haber algún caso muy sonado mencionó que esto se va a revertir y va a volver afectar a la industria.

Agregó que para que se pueda recuperar más la marca, la violencia tiene que regresar a los niveles que se tenían años atrás: “Pareciera que vamos en buen camino pero no hay que confiarse porque esta recuperación es frágil, ahorita tenemos mucha presencia de militares, no sabemos qué va a pasar cuando se vayan”.

Eugenio Clariond Rangel, presidente de Caintra, coincidió en que la inseguridad ha sido el factor que más ha afectado a la marca Nuevo León, sin embargo comienza a recuperarse.

Aseguró que seguirán exigiendo y trabajando con el gobierno para que no se disminuyan los esfuerzos y las iniciativas que han venido dando resultados y tendencias favorables en temas como la delincuencia común, robos, autos y algunos otros indicadores del Semáforo del Delito.

Clariond Rangel, quien también es empresario de Grupo Cuprum, dijo que más que hablar de la “marca Nuevo León” cuando se considera una expansión, se piensa en dónde se tienen los mayores beneficios, ventajas y donde ser más competitivo.

Señaló que el incremento aprobado al ISN –y que es más alto que otros Estados- representará una afectación a la marca:

“Este impuesto que está muy reciente, seguramente va a ser una variable más que los extranjeros y los propios mexicanos vamos a considerar en invertir, yo tengo fábricas en el centro del país, en el occidente del país, y en Nuevo León y para mí contratar mano de obra en otros Estados va a ser siempre más barato”.

Empresas Cautivas

Las más afectadas son los 374 patrones que tienen una plantilla de personal promedio que supera las 500 personas, destacando en este grupo a las 135 mega empresas, las que emplean a más de mil regiomontanos.

La presión a los costos afectará la favorable creación o llegada de estas grandes y gigantes empresas para la entidad que entre diciembre del 2009 y noviembre del 2012 acumulaba 69 nuevas, o un 22.6 por ciento más.

Lo que podría a su vez frenar el excelente récord en la creación de empleos.

— ALEJANDRA MENDOZA Y RICARDO GALÁN