EFE
21 de agosto de 2013 / 08:29 p.m.

Washington DC -Baltimore • Para la gran mayoría de los trabajadores en EU la última ha sido una "década perdida", pues sus remuneraciones han estado estancadas, según un estudio distribuido hoy por el Instituto de Política Económica (EPI, por su sigla en inglés).

El grupo de estudio, con sede en Washington, afirmó que los sueldos y salarios se han atascado en todas las categorías laborales y para la mayoría de los principales grupos demográficos, incluidos los trabajadores con diploma universitario.

"Una década de sueldos estancados es prueba de que el sistema económico actual no beneficia a los trabajadores", sostuvo el presidente de EPI, Lawrence Mishel, quien dirigió el análisis junto con la economista Heidi Shierholz.

 

La mayoría de los trabajadores en EU no han experimentado un avance de los sueldos reales (ajustados por inflación) sea cual sea su ocupación, grupo racial o étnico, o su nivel educativo.

 

Según la Oficina de Estadísticas Económicas, del Departamento de Comercio, las ganancias de las empresas después del pago de impuestos han subido de alrededor del 4.5 % del producto interior bruto (PIB) de EU en 2000, a más del 11 % del PIB de 2012.

 

Los analistas compararon datos de una década, incluidos los ciclos de reactivación y crisis económicas hasta el segundo trimestre de 2013.

Durante la Gran Recesión y sus postrimerías, esto es, entre diciembre de 2007 y el año pasado, los sueldos y salarios reales bajaron para el 70 por ciento de la población con menos ingresos, en tanto que la productividad creció un 7.7 por ciento.

Ese débil crecimiento de las remuneraciones de los trabajadores data incluso de antes de la Gran Recesión, según los autores.

Entre 2000 y 2009 el trabajador medio tuvo un crecimiento de sus remuneraciones de apenas el 2.6 % en tanto que su productividad subió un 16 por ciento, según el informe.

 

La debilidad del crecimiento de sueldos y salarios entre 2000 y 2007, combinada con las pérdidas para la mayoría de los trabajadores entre 2007 y 2012, resultan en que los sueldos y salarios estuvieron estancados o bajaron para el 60 por ciento de los empleados, a pesar de que la productividad creció en casi un 25 por ciento durante este período.

 

"Esta década perdida para los sueldos sigue a décadas de crecimiento salarial inadecuado", afirmaron los autores. "Con la excepción de un crecimiento fuerte de los sueldos al final de la década de 1990, todo el período desde 1979 ha tenido un débil aumento de los sueldos reales para la mayoría de los trabajadores".

 

"Necesitamos un conjunto diferente de políticas económicas que conduzcan a buenos empleos y mejores salarios", dijo Shierholz. "Los sueldos deberían subir tal como aumenta la productividad del trabajador pero, para la mayoría de los trabajadores, esto claramente no es lo que ocurre", añadió.