ROBERTO FLORES
15 de agosto de 2016 / 06:10 p.m.

Tigres no sólo está a 28 minutos de imponer un nuevo récord sin recibir gol en un arranque de torneo corto sino que además buscará ligar su octavo partido de liga sin anotaciones en contra desde el final del calendario regular de la campaña pasada.

Cruz Azul impuso la marca de 477 minutos sin gol en el arranque del Clausura 2015 y en estos momentos los felinos suman 450, por lo que si al minuto 28 del juego ante los Tuzos siguen con la “cortina abajo” habrán roto esta marca.

Sin embargo, cabe señalar que la defensa auriazul se ha convertido en una auténtica muralla desde la jornada 16 del Clausura 2016 cuando empataron 0-0 con Veracruz y luego cerraron en la 17 venciendo 3-0 al La Máquina Celeste como visitantes, es decir siete juegos consecutivos.

“Mucha gente piensa que es trabajo de un portero y cuatro defensas. No lo pienso así. Es un trabajo de equipo. El que nos haga falta gol no es una cuestión sólo de delanteros, todos tienen que participar en la elaboración de jugadas ofensivas. En el aspecto defensivo, por lo menos hasta ahora, vamos bien”, señaló Ricardo Ferretti tras el juego ante Toluca.

"Todos tienen tareas ofensivas y defensivas que hacer y no es una situación exclusiva de cuatro o cinco elementos. Y mientras ellos estén comprometidos vamos a tener oportunidad de mantener el cero en contra".

Con esta racha de no recibir gol desde la parte final del torneo anterior, los Tigres suman ya 644 minutos desde la última vez que su marco fue vencido en la fecha 15 cuando se midieron ante Santos y al minuto 76 les marcó Néstor Calderón.

Ahora bien, si a estos encuentros se le agrega el juego del Campeón de Campeones, tomado como oficial por parte de la Liga MX, serían ya ocho los juegos sin anotación en contra y un total de 734 minutos con su meta “inmaculada”.